DeeplySueño: The Sins Of Thy Beloved

Hola a todos en una nueva entrega desde el retrovisor del Doom Metal, para fijar nuestra vista al pasado sobre algún grupo del Doom que contribuyese de manera significativa, o lanzara algún disco inmenso y nunca más se volviera a saber de ellos, contribuciones al underground que hicieron las delicias de los aficionados más inquietos e indagadores del género.

Tras remover la historia pasada de los suecos Draconian (ya a punto de revivir, al fin) y los austríacos Estatic Fear, en este capítulo volveremos a pisar terreno de Gothic/Doom Metal de la mano de los noruegos The Sins Of Thy Beloved. Tras este largo nombre, ya se empiezan a vislumbrar luces de lo que nos esperase de ellos, al ser, en español Los Pecados De Tu Amado, denominación que en nuestro idioma poco respeto inspiraría y más rechazo generaría. En los tiempos en los que el Gothic arrancaba, desde el Doom, y prácticamente lo superaba a las primeras de cambio, no pocas bandas anclaron ambos principios en su desarrollo musical, como The Sins Of Thy Beloved (TSOTB, en adelante), marcando una época en el underground del Metal. Además, la confrontación entre la voz limpia femenina y la voz gutural masculina (mayoritariamente así, aunque con excepciones, como Myriads) creaba lo que se ha venido a llamar la Bella y la Bestia, hecho que se aplicaba igualmente a la música por el empleo añadido de piano, partes ambientales y otros recursos de teclados.

The Sins Of Thy Beloved en una imagen promocional para Lake Of Sorrow

The Sins Of Thy Beloved en una imagen promocional para Lake Of Sorrow

Los comienzos de TSOTB se remontan hasta 1996, año en el que se conforma una fiel alineación de músicos que, sin apenas cambios, duraría toda la trayectoria de la banda hasta 2013. El núcleo inicial lo forman inicialmente Stig Johansen, Glenn Morten Nordbø y Arild Christensen (batería, guitarra/voz gutural, guitarra/voz limpia, respectivamente), a los que se unirían poco después Anita Auglend, Ingfrid Stensland y Ola Aarrestad (voz femenina, teclados, bajo, respectivamente). Con la presencia de las voces limpias femeninas y la aportación de los teclados, la orientación musical quedaba definida hacia la moda incipiente del momento: el Gothic Metal. Sin embargo, en este punto aún no tenían tan romántico (y pretendido, por dejar intuir su sonido) nombre, sino más bien el sufridor Purgatory, a mano y más bien manoseado por hasta 25 bandas (según Metal-Archives a día de hoy). A los pocos meses, ya en 1997, entran por primera vez al estudio para grabar una demo con tres temas, tras la cual graban otras tres canciones, esta vez publicadas a través del sello italiano Nocturnal Music como un MCD con el nombre All Alone.

Portada de TSOTB - Lake Of Sorrow

Portada de TSOTB – Lake Of Sorrow

Dicho MCD, junto a la grabación del nuevo tema Silent Pain (ya producido por Terje Refsnes, que les acompañaría el resto de su carrera, a la par que subía la fama de su trabajo dentro del Gothic Metal y otros tipos de bandas), fue enviado a varios sellos discográficos. Uno de ellos, nada más y nada menos que Napalm Records, se interesó por esta nueva formación y para 1998 ya tenían contrato para publicar su álbum debut. Este primer larga duración, titulado Lake Of Sorrow, conformó un debut supremo por la combinación de varios elementos. A la presencia de grandes compositores dentro de la banda y un gran trabajo en el estudio mediante Terje, la incorporación de Pete Johansen y su violín cerró el círculo. Este músico, que después triunfaría igualmente en bandas como Tristania o Sirenia (en el gran aunque infravalorado disco Beyond The Veil), aportaba un toque personal e identificable que supo ser muy bien aprovechado en las canciones del grupo. A una particular facilidad para ir ensamblando diferentes recursos musicales, voces femeninas muy aterciopeladas y una voz gutural agresiva pero no hiriente al oído, el sonido de TSOTB no tenía límites y, en contra del gusto del Gothic Metal, no tenían miedo a quedarse sin letras: igualmente la música podía seguir durante otros tantos minutos sin problemas ni aburrimiento, con diferentes efectos sonoros, recursos electrónicos y el violín de Pete. La fama fue inmediata y las giras se sucedieron, con cambios en la formación pero no determinantes.

Este Lake Of Sorrow resulta un aporte, a nuestro juicio, muy importante para el Gothic/Doom Metal. El equilibrio entre ambos géneros resulta satisfactorio para ambos públicos, si bien la voz femenina pudiera aportar demasiada ligereza en ocasiones para los amantes del sonido más duro. La creación de atmósferas se ve favorecida por la duración de los temas, prácticamente siempre por encima de los 7 minutos, lo que les permite desarrollarse de una manera coherente y no atropellada, donde los recursos musicales y las partes vocales van sucediéndose en armonía. Entre los cortes, podremos destacar de inicio, y sin fallo, la inicial My Love, que si bien comienza agresiva bien sintetiza lo señalado anteriormente. The Kiss, All Alone y Silent Pain completan un buen conocimiento de partida de la banda. Un punto particular de este y también de su siguiente disco es el toque personal pero diverso de las composiciones musicales y líricas. En general, un único miembro desarrolla ambos aspectos de una canción, mientras los otros construyen otros temas, pero llama la atención que aún dándose este caso, la uniformidad se palpa durante todo el álbum.

Portada de TSOTB - Perpetual Desolation

Portada de TSOTB – Perpetual Desolation

La expectación por un nuevo trabajo era alta y ya para el año 2000, dos años tras Lake Of Sorrow, vino Perpetual Desolation, donde igualmente participaban Terje Refsnes y Pete Johansen. Este álbum, muy bien recibido por sus aficionados, mantenía las virtudes del primero y ahondaba en las características de su sonido, si bien a nuestro juicio es ligeramente más tosco, en cuanto la fluidez de los temas es menor. En todo caso no deja de ser otro gran disco, pese a que predominara ahora el Gothic sobre el Doom, Pete disminuyera su presencia y la ganara la electrónica. El tema inicial, The Flame Of Wrath, destaca por encima del resto, si bien el nivel se mantiene estable durante todo el disco. El futuro indicaba momentos importantes para toda banda tras lanzar dos discos: si antes se podía ir tirando del empujón inicial, temas compuestos durante la etapa de demos y aprovechar el beneficio de la eclosión, tras ello tocaba confirmar expectativas, asentar base de aficionados y evolucionar de una manera lógica.

Pues nada de eso ocurrió. Pronto empezó el abandono de miembros, la web oficial quedó sin actualizaciones y finalmente fue eliminada. La falta de noticias se prolongó hasta 2005, con una suerte de varios conciertos en el que no estaban varios de los integrantes originales y se perdía el característico sonido propio de la banda (sobre todo por la falta de Anita, voz femenina). Después, años y años en que los rumores iban y venían acerca de una posible reunión, siempre con nuevas incorporaciones. El intento más serio ocurrió alrededor de 2007, en el que incluso una foto de la formación fue publicada:

Última alineación de TSOTB conocida, alrededor de 2007

Última alineación de TSOTB conocida, alrededor de 2007

En ella se puede ver a casi todos los miembros varones iniciales, si bien aparecían ahora al teclado Maiken Olaisen (de blanco) y como vocalista femenina a Mona Wallin. Un nuevo disco estaba en proceso y se esperaría que llegara en 2008 o 2009. Sin embargo Mona, a los pocos meses, abandonó el barco y sonó de nuevo Anita Auglend, la voz original, que llegó a confirmarlo en una entrevista, pero tampoco llegó a concretarse. Finalmente la telenovela en que se estaba convirtiendo esto llegó a su término en 2013, cuando tuvo que ser Pete Johansen (violín, no miembro nuclear de TSOTB) el que anunció que la banda se había definitivamente separado. De hecho, ese mismo año aparecía Savn, banda en la que participan Stig y Anders junto a la de buenos paisajes Carmen Elise Espenæs, cantante de Gothic Metal en Midnattsol, y que han sacado su primer álbum este mismo 2014.

The Sins Of Thy Beloved no creó ninguna obra maestra, ni sentó las bases de un nuevo sonido ni multitud de bandas trataron de imitarlos. El Gothic/Doom Metal ya llevaba varios años gestándose, por ejemplo con The Gathering, Theatre Of Tragedy o The 3rd And The Mortal, bandas que actualmente a buen seguro que tienen más repercusión que los noruegos. Pero tras la oleada inicial, siempre debe haber bandas que asienten el nuego subgénero, y ahí aparecieron en el momento oportuno y con una calidad muy alta TSOTB. Sobre todo Lake Of Sorrow tiene todo lo que buen amante del Gothic Doom había ya encontrado en las bandas citadas, y que puede decirse que alcanzó su cénit postrero con Draconian y su Arcane Rain Fell. La intrahistoria final no debería haber pasado y realmente habríamos tenido una existencia romántica para una banda de su calibre: llegan, hacen dos excelentes obras, y se retiran jóvenes en silencio. Su legión fiel de aficionados aún hoy trata de que no pierdan su merecido homenaje.

¡Un saludo!

 

Metal-Archives alcanza las 100 mil bandas

¡Hola a todos, cachos carne!

Una vez parafraseado a Bender, de Futurama, vamos con el tema de la semana, que no es otro que el protagonizado por la web Metal-Archives, The Encyclopaedia Metallum, que alcanzó el pasado día 13 de Noviembre la friolera de 100 mil bandas registradas de Metal.

Metal-archives, que funciona como una especie de base de datos, al estilo wikipedia, donde cada usuario registrado puede actuar como editor, empezó hace 12 años desde Canadá, de donde son sus propietarios. En el transcurso de este tiempo se ha ido convirtiendo en referencia a la hora de, al menos, conocer de una forma resumida la información sobre tal o cual banda, de la que ya podía ser muy nueva para que no aparecieran sus datos. Los aspectos relevantes se muestran fácilmente y puede navegarse por las discografías de cada grupo de una forma sencilla. En mi caso la uso con todas las bandas a las que investigo, trato de descubrir o conocer más a fondo, o conocer lanzamientos limitados que fácilmente podrían habérseme pasado aún siguiendo a la banda de una manera razonable. Por contrapartida, personalmente el aspecto más flojo son las revisiones/críticas, a las que puede contribuir cualquiera pero siempre con texto, dando a veces un resultado que da que desear, pues sobre todo en bandas más minoritarias una crítica feroz no se verá compensada en mucho tiempo. También flojea la utilidad de Artistas Similares, de igual causa que la anterior: en bandas minoritarias no hay referencias y es más difícil llegar a ellas.

Más información la podéis encontrar en su página de Wikipedia en Español y en Inglés. En todo caso, no quería dejar de indicar aquí que el número de bandas podría ser ya significativamente mayor, dado que no todas las bandas son aceptadas y hay géneros rechazados de plano, aunque se consideren generalmente como Metal. Así, el Nu-metal, el Metalcore, o el Metal Industrial, por decir quizás los más llamativos, no tienen presencia en la base de datos, salvo casos muy particulares generalmente referidos a que algún disco en la discografía de la banda cumpla, a juicio subjetivo de los moderadores, con los criterios requeridos (expandir la versión detallada para más información).

Llevándolo a nuestro campo, los anteriores conflictos afortunadamente no nos afectan en absoluto siendo Metal-archives un buen punto de partida para conocer más y más bandas. Lógicamente morralla hay para dar y tomar, pero con la opción Similar Artists es posible encontrar más bandas ajustadas a nuestros gustos, aunque depende de la popularidad de la banda desde la que partamos en búsqueda de más. De esas 100 mil bandas, a día de hoy 8671 pertenecen al Doom Metal en general, un ilustrativo dato del 8,6 %, frente al, por ejemplo, 14,8 % del Heavy Metal, 25,6 del Black, o un 35,1 % del Death. Ese 8,6 % no incluye el 3,3 % del Gothic Metal, para muchos analistas del Metal descendiente del Doom.

Centrándonos en el Doom Metal, la web no ofrece datos, o no los pude encontrar, sobre las estadísticas de cada subgénero, por lo que los datos siguientes son orientativos y más sabiendo que una banda puede estar catalogada dentro de varios subgéneros. El Doom Metal tradicional, junto con el Stoner y el Sludge, agolpan un 11 % de esas 8671 bandas. El Doom/Death, otro 11%. El 10 % para el Black/Doom. Un 5 % para el Gothic/Doom, así como para el Funeral Doom. El Drone/Doom obtiene un 3%, para terminar con un 1 % para el Folk/Doom, Industrial Doom y las nuevas tendencias como el Post-Metal. En total un 43%, siendo el resto de clasificación demasiado heterogénea, imprecisa o de evolución variable a lo largo de sus discografías.

Espero que los datos, aunque no fiables 100%, os hayan podido ser orientativos. Aprovechando la ocasión, ¿qué otras webs utilizáis a la hora de saber más sobre vuestras bandas Doom preferidas? Aparte de las oficiales, como es lógico.

¡Un saludo!

DeeplyAnálisis: Helevorn – Compassion Forlorn

Hooola amigos del Doom Metal, camaradas de lo oscuro, colegas de la tristeza.

Vamos con una nueva revisión de material nuevo. En este caso el reciente disco lanzado por los españoles Helevorn, titulado Compassion Forlorn, a finales del mes de Septiembre de este año 2014, del que cada vez queda menos. Junto al lanzamiento de The End Of The Third Day por Autumnal, y al próximo EP por Evadne, conforma el gran trío del Doom hispano, en plena oleada de sacar nuevo material al mercado.

Portada de Helevorn - Compassion Forlorn

Portada de Helevorn – Compassion Forlorn

Pero vayamos al lío, sin rodeos. Escuchar el nuevo larga duración de Helevorn es caer en la evidencia de estar ante una aparente contradicción. Por un lado han dado un paso de gigante en conformar su sonido, en establecer su sello identificativo, pero por otro no aporta nada realmente nuevo respecto a bandas con esa identidad, lograda ya anteriormente. Mientras tienen un sonido nítido, limpio, un gran trabajo en la producción y masterización, vienen a ser una puesta al día en medios al alcance, de trabajos de otras épocas que no tuvieron la misma suerte. Siempre la potencia y sonoridad propias de Helevorn, generadoras de lo que podríamos llamar hits completamente Doom, aún cuando la alternativa está presente en el propio álbum en los dos temas finales. Una duración de temas que, mientras accesible y poco saturadora, parece atenazar la creatividad musical desplegada por la banda. En definitiva, este álbum parece preceder algo grande en Helevorn. Lo trataré de explicar en los siguientes párrafos.

Antes de continuar querría indicar que, pese a que lo anterior pueda denotar aspectos negativos, no lo veo así en conjunto, sino más bien en el sentido de que hay música para todos los gustos, y lógicamente en el Doom también. Helevorn no serán mi fuerte, prefiriendo temas más largos y complejos, pero hay muchos tipos de oyentes ahí fuera. La capacidad de crear auténticos, como indicaba anteriormente, hits es envidiable, y lo saben aprovechar. El tema elegido como single previo al lanzamiento del álbum fue Burden Me, pero no seré el único que ya ha dicho que Delusive Eyes brilla con luz propia, y a buen seguro será uno de los temás más aclamados en directo. La duración (casi dos minutos más éste que aquél) jugó en su contra a la hora de hacer el videoclip. En los ’00 hubo muchos grupos de este estilo, en una especie de predominio sobre el resto de subgéneros del Doom, donde ahora parecen vagar huérfanos sus aficionados. Helevorn bien pudiera coger el testigo con la obra que nos ocupa.

Pasemos ahora a uno de los puntos fuerte de los mallorquines. Ni que decir tiene que pueden citarse como uno de los pocos grupos del Doom Metal identificables casi a primera audición. La voz limpia de Josep Brunet es identificable desde lejos. Sus rasgos melancólicos resuenan en cada tema, y bien sé que preferiría verlo desplegando esa tranquilidad a la hora de cantar en temas más relajados, transmitiendo la auténtica esencia del Doom: templanza rodeada de hostilidad, paciencia dentro de la agresividad que se cierne. Afortunadamente algo de eso hay en Reason Dies Last.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Relacionado con el punto anterior, el trabajo en la grabación ha sido ejemplar. La mano de los estudios Fascination Street de Suecia es palpable. Todo limpio, nítido, sonidos audibles como si estuvieras allí delante, o incluso mejor. Aun a riesgo de parecer similares, muchos grupos pasan por sus manos, pero no hay que negar que el trabajo final es excelente y bien merece la pena. Debo suponer que llegar a ese nivel no debe ser fácil, y que supondrá mucho esfuerzo, de ahí que sea obligatorio destacarlo.

Debo traer aquí también a colación los dos últimos temas del disco: Reason Dies Last y Els Dies Tranquils. En las revisiones que he tenido oportunidad de ver no las he visto aparecer. Francamente, debe ser así. El sonido Helevorn son los otros seis temas. Pero desde la primera escucha me atraparon. De Reason Dies Last ya adelanté anteriormente el motivo. Aunque la voz limpia y gutural, junto con la música que tocan, formen una especie de Bella y Bestia atrayente, opino que la limpia encaja mejor en otros ambientes, como, salvando las distancias, Jón Aldará de Hamferd, o Darren Moore de Mourning Beloveth (en A Mourderous Circus, al menos). Me transmite algo especial, hasta el punto de desear la evolución del grupo hasta terrenos más Doom y menos Gothic o Death. Els Dies Tranquils, por su parte, posee el enganche de voz en off inicial (en catalán) para pasar a una parte auténticamente solemne. La voz colaboradora de Lisa Cuthbert me parece el punto álgido del disco. Estoy sólo en esto, pero no tiemblo por ello. La acertada tonalidad de la voz, el solo de guitarra, la dualidad voz-riff desplegada durante esos minutos… en definitiva un auténtico despliegue de acierto compositivo. No será talentoso, pero sí efectivo, lo que busco en un tema Doom, ciertamente. Mecer sería el verbo adecuado aquí. Dejo que Lisa me mezca mientras los segundos pasan y desearían que fueran minutos.

Concluyo, para sintetizar tanta palabrería: un disco simple, sencillo, pero efectivo y directo. Con su legión de aficionados que lo recibirán muy gratamente, como se puede comprobar constantemente. Para todos los gustos en música hay que tener virtud para satisfacerla, pero hay virtudes que son más virtud que otras.

 

Grupo: Helevorn

Género: Gothic/Doom Metal

Álbum: Compassion Forlorn

Temas/Duración: 8 canciones/49 minutos

1. The Inner Crumble
2. Burden Me
3. Looters
4. Unified
5. Delusive Eyes
6. I am to Blame
7. Reason Dies Last
8. Els Dies Tranquils

Discográfica: BadMoodMan Music

La fecha de lanzamiento del nuevo trabajo de Helevorn, muy cerca

¡Hola Doomsters!

Esos días largos de verano (o noches, si nos leéis desde América del Sur) deben estar sirviendo para escuchar nuevos discos, recuperar otros casi olvidados, recordar a quién pertenece esa melodía que en aquel momento se te vino a la cabeza y recordabas con añoranza… siempre es buen momento para dejarse mecer por el Doom y evadirse, haga el tiempo que haga afuera y los sentimientos que circulen exteriormente por nosotros a ojos del resto de personas.

Yendo al lío, vamos a concluir con esta entrada la revisión de esa especie de trilogía de bandas veteranas del Doom Metal hispano, donde comenzamos con Evadne, seguimos con Autumnal y ahora finalizaremos con Helevorn. Los mallorquines llevan en esto desde 1999, por lo que no son recién llegados, con la suerte de que la mayoría de sus miembros permanecen fieles a la banda, con pocos cambios en la alineación para lo que puede esperarse de un género tan minoritario en España, lo que a buen seguro da a su trabajo una nueva dimensión que en cada disco debe irse notando cada vez más.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Tras dos trabajos, Fragments (2005) y Forthcoming Displeasures (2010), donde muestran un Gothic/Doom Metal cada vez más Doom y menos Gothic, con una mayor duración de los temas y unas letras más profundas, es de esperar que esta evolución prosiga en su tercer y nuevo trabajo, Compassion Forlorn, a tenor de los comentarios de los integrantes de la banda. La fecha elegida es el próximo 22 de Septiembre, pero hasta entonces puede disfrutarse de un adelanto en el siguiente vídeo lanzado por la banda, donde comentan aspectos relevantes de la composición de su nuevo larga duración:

Para apoyar al nuevo disco, en la fase de preventa se está pudiendo conseguir un paquete donde acompaña al CD diverso material de merchandising (ver web), y próximamente habrá videoclip oficial de uno de los temas. El lanzamiento cuenta con el apoyo de la discográfica rusa Solitude Productions a través de su sello BadMoonMan Music, que sigue en su labor de asentarse en la escena underground del Doom Metal. Un buen apoyo con el que seguir creciendo al continuar juntos tras el lanzamiento de Forthcoming Displeasures.

Portada de Helevorn - Compassion Forlorn

Portada de Helevorn – Compassion Forlorn

La portada ha sido realizada por Andreu Beltrán siguiendo su interpretación del trabajo musical de la banda. El listado de las canciones quedaría como sigue:

1. The Inner Crumble
2. Burden Me
3. Looters
4. Unified
5. Delusive Eyes
6. I am to Blame
7. Reason Dies Last
8. Els Dies Tranquils

Burden Me es el tema elegido para trasladarse a videoclip. Esperaremos próximamente su publicación. Respecto a los datos del disco, fue grabado en Psychosomatic Studios de Mallorca, y masterizado por Jens Bogren en los Fascination Street Studios de Estocolmo, Suecia (como igualmente hizo Autumnal). Junto a la importancia de este personal implicado, las colaboraciones de los artistas Lisa Cuthbert y Pedro Zubiri, así como contar con la participación de un coro masculino, logran prometer un gran trabajo de Helevorn y elevarlos un nuevo nivel en composición musical. Esperaremos a poder escucharlo para compartir las impresiones con vosotros.

Mucha suerte a Helevorn en su nuevo trabajo. Estaremos atentos también a fechas de conciertos para su presentación y poder asistir a alguno de ellos.

Un saludo.

DeeplySueño II: Estatic Fear

Hola a todos de nuevo desde el retrovisor del Doom Metal, para fijar nuestra vista al pasado sobre algún grupo del Doom que contribuyese de manera significativa, o lanzara algún disco inmenso y nunca más se volviera a saber de ellos, contribuciones al underground que hicieron las delicias de los fans más inquietos e indagadores del género.

Tras la primera entrega centrada en los suecos Draconian, banda aún activa a la espera de arrancar de nuevo, en este segundo capítulo vamos a retomar una auténtica banda de culto del underground, banda de mesilla de noche para muchos amantes del Doom Metal, sobre todo aquellos (entre los que nos incluimos), más atraídos por su parte más extrema, innovativa o experimental, no anclada en el Doom clásico (más popular, todo sea dicho). Hablamos de Estatic Fear, austríacos, de la ciudad de Linz en concreto, quizás los máximos exponentes del Symphonic Doom Metal en el más sentido estricto que podría entenderse por dicha etiqueta. ¿Y el motivo? Seguramente para este tipo de entradas en el blog no sería necesario, pero continuaremos esa idea y se trata, ni más ni menos, de que este año 2014 se cumplirán 20 desde la creación del grupo alpino.

Logo de la banda austríaca Estatic Fear

Logo de la banda austríaca Estatic Fear

Partamos de una breve reseña histórica sobre la banda. Como dijimos, Estatic Fear nació hace 20 años, en 1994, en Linz (Austria). Su intención, claramente visible en cualquier tema que sea escuchado, era combinar melodías clásicas, sonidos más propios de la música clásica, con un Gothic/Doom Metal tanto con voces guturales propias del Black Metal como con voces femeninas limpias u operísticas. En este último sentido puede recordarnos rápidamente a los noruegos Funeral, aunque éstos no marcarán tan sinfónicamente sus temas, o a los alemanes Empyrium, quizás los más próximos en estilo (en sus primeros discos, para concretar). En la sinfonía sí podremos asociarlos a Therion, que ya estaba inclinado hacia esos derroteros, o a Haggard, que empezarían poco después.

Los componentes de Estatic Fear para su primer álbum Somnium Obmutum

Los componentes de Estatic Fear para su primer álbum Somnium Obmutum

Su primer trabajo fue la compilación titulada Exit, una auténtica rareza compuesta de sólo dos canciones (On a Cold Winter’s Morning y Wenn Winters Sand Und Klang Verstummt), lanzada en 1995, como un intento de darse a conocer en la escena local, pero que no contaba aún con las características que darían fama underground posteriormente al grupo. De hecho, la primera canción no tiene nada de sinfónico, mientras que la segunda fue lanzada posteriormente, en 2003, como parte del álbum Schattenkrieger de los también austríacos Hrossharsgrani, sin contener nada de Metal. Para 1996 ocurre el cambio: las influencias sinfónicas se despliegan totalmente y llegamos al álbum debut Somnium Obmutum. En su grabación intervienen cuatro músicos, pero la mente detrás de Estatic Fear es sin lugar a dudas Matthias Kogler, quien se rodea de los componentes de los también austríacos Astaroth para completar la grabación de todos los instrumentos. Matthias (o Calix Miseriae, su sobrenombre) es el compositor tanto de la música como de la letra, y consigue elaborar un buen álbum, no sin fallos en la versión definitiva, que logra lanzar a través del sello austríaco CCP Records.  A pesar de los citados errores, los dos temas principales del álbum (Somnium Obmutum y Ode to Solitude) son una oda a la ambientación, a la complementación entre Metal y sinfonía, con una voces femeninas que te deslizan a una atmósfera melancólica sin igual. El carácter underground no hace sino ensalzar más el valor de lo creado por Matthias Kogler.

Matthias Kogler, el cerebro de Estatic Fear

Matthias Kogler, el cerebro de Estatic Fear

Posteriormente, en 1999, aparece el segundo y último álbum hasta la fecha, A Sombre Dance, con músicos contratados al efecto y sin recurrir a los componentes de Astaroth. Partiendo de una mejor producción que consigue un mejor sonido final, se puede decir que A Sombre Dance es más Gothic que el anterior. Aunque la alternancia entre partes sinfónicas y Metal sigue siendo evidente, ya muchas otras muestran a ambas a la vez, con un piano preponderante en el que recae gran parte del ritmo musical del álbum. Nuevamente CCP Records es el encargado del lanzamiento y otra vez no sin fallos: si bien en el primer disco eran de grabación, aquí serán en el artwork, con títulos cambiados entre temas en la carátula posterior. Si Somnium Obmutum destaca en el primer larga duración, aquí sobre todo lo hace Chapter IV, sin quedar demasiado lejos lo que para nosotros debería haber conformado un único tema, Chapter VIII y Chapter IX.

Portada de Estatic Fear - Somnium Obmutum. La estatua fue destruida poco tiempo después, como señala Matthias Kogler en respuesta a sus aficionados

Portada de Estatic Fear – Somnium Obmutum. La estatua fue destruida poco tiempo después, como señala Matthias Kogler en respuesta a sus aficionados

Y eso fue todo. La banda consiguió crear una legión de aficionados muy leales que siguen alabando los dos discos lanzados. Basta ver páginas creadas en Facebook o discos tributos en Youtube para darse cuenta fácilmente, siempre quedando constancia del nivel underground de todo ello. La repercusión sobre músicos posteriores es difícil de saber, sobre todo por lo minoritario del subgénero sinfónico y el toque particular que cada banda desarrolla bajo ese paraguas. Realmente es algo que nos gustaría saber, si fue influencia para trabajos posteriores de otros artistas.

Portada de Estatic Fear - A Sombre Dance

Portada de Estatic Fear – A Sombre Dance

Respecto a lo que podemos saber a día de hoy, hasta finales de la década de los 2000 no hubo apenas nuevas noticias de la banda, sabiéndose entonces que Matthias Kogler estaba componiendo un tercer disco que esperaba lanzar próximamente. En 2008 señalaba el primer año objetivo para ello, teniendo ya material compuesto incluso para dos álbums. Finalmente, para verano de ese año la falta de tiempo provocó el retraso del proyecto hasta el verano siguiente a pesar de estar ya programadas las sesiones de grabación de los músicos participantes. Nuevamente para 2011 hubo nuevos comunicados con aficionados, siendo la falta de tiempo la razón del retraso, y no la financiación o cualquier otra causa, para la materialización del esperado tercer disco.

A día de hoy es fácil anticipar que quizás no haya más nuevos trabajos de Estatic Fear. Aún sabiendo que hay material compuesto y que quedaría tan sólo grabarlo y lanzarlo, no sabríamos decir si llegados a ese punto, Matthias seguiría de acuerdo con lo que compuso. Quiero decir, cada composición refleja un momento tanto personal como artístico del compositor, y tras varios años de aquello pueda ya no identificarse con dicha música, en un género como el Doom tan personal e instransferible. La esencia underground de los austríacos se mantiene intacta a pesar del tiempo, y aunque haya sorpresa en forma de lanzamiento, aun así Estatic Fear no pasaría a ser una banda como tal, con sus giras y discos peródicos, conocida la dedicación de su compositor hacia la carrera Metal. El milagro, como señala en las respuestas a los aficionados, es un nuevo disco suyo, pero la utopía, y algo que realmente querríamos llegar a ver, es poder ver y sentir su música en directo.

Detalles del nuevo disco de Triptykon

Buenos días a todos

En los últimos días hemos podido conocer más detalles del nuevo álbum de Triptykon, la banda suiza de Gothic/Doom Metal liderada por Tom G. Warrior, el que fuera miembro de los clásicos Celtic Frost. Bajo el nombre de Melana Chasmata, el segundo larga duración en la discografía de los suizos verá la luz el 14 de Abril en Europa y un día después en Norteamérica. La discográfica encargado de hacerlo será la propia de la banda, Prowlind Death Records, en estrecha colaboración con Century Media Records, una de las principales a nivel mundial.

La portada será la siguiente:

Portada Triptykon - Melana Chasmata

Portada Triptykon – Melana Chasmata

Como en su primer trabajo, Eparistera Daimones (del 2010), este nuevo disco contará con 9 canciones y tendrá una gran duración, aproximadamente 67 minutos. El listado de canciones es el siguiente:

1. Tree Of Suffocating Souls
2. Boleskine House
3. Altar Of Deceit
4. Breathing
5. Aurorae
6. Demon Pact
7. In The Sleep Of Death
8. Black Snow
9. Waiting

Afortunadamente ya podemos ir escuchando algunos temas, en concreto Boleskine House y Breathing, a través del siguiente enlace de Amazon, donde comenzarán las reservas el 18 del próximo mes de Marzo.

Un saludo a todos. Esta semana la escena está un poco parada. ¡Esperemos que se anime pronto!

Fuente: Themetalcircus.com, Metal-archives.com, Amazon.com

DeeplySueño: Draconian

Saludos desde esta nueva atalaya en el blog. Queremos aprovechar la oportunidad de difundir nuestros escasos conocimientos y opiniones en una especie de sección al estilo de “qué fue de…” aplicado al Doom Metal, donde trataremos de revisar la trayectoria vital de algún grupo destacado de la escena, resaltando sus mejores momentos, para terminar alcanzando la situación actual: su separación, abandono, inactividad… Todo lo expuesto trata de documentarse lo mejor posible, por lo que si conoces más datos o rebates algunos de los expuestos, sé libre. Entre todos lo haremos mejor.

Podría decirse que lo normal en este tipo de revisiones es comenzarlas con alguna banda con una gran carrera alrededor, pero la que nos va a ocupar será Draconian, la banda sueca de Gothic/Doom Metal. ¿A qué se debe? Bien, tenemos reciente la última comunicación de la banda a través de su cantante femenina Heike Langhans, de la que dimos cuenta y no pudimos evitar opinar en una anterior entrada del blog. Su causa fue el creciente número de comentarios de aficionados en su Facebook preguntando por la situación actual de la banda. Lógicamente no disponemos de nuevos datos para satisfacer vuestra curiosidad, pero trataremos de desvelar cómo han llegado hasta ahí.

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Miremos un poco a la historia de la banda. Inicialmente eran conocidos con el nombre de Kerberos, tocando un poco de todo con Death/Heavy/Black Metal con, eso sí, toques melódicos y sinfónicos. Ya en esa época Johan Ericson formaba parte del plantel. Después de que Anders Jacobsson se uniera al proyecto el grupo cambió de nombre a su denominación actual. La influencia que produjo Anders, poeta, junto con las nuevas inquietudes compositoras del grupo hizo que su primera demo, Shades of a Lost Moon, lanzada en Febrero de 1996, mostrara los nuevos caminos del grupo hacia el Gothic/Doom Metal. En las siguientes demos dicho sonido sigue evolucionando y confirmándose en el nuevo sendero seguido, pero problemas en las grabaciones imposibilitaron sus publicaciones y alargaron la época más underground del grupo unos años más. Ya en 2002, con la inconfundible voz de Lisa Johansson presente por primera vez en la demo Frozen Features (2002), y consiguiendo en la producción el sonido que ellos realmente querían, lograron grabar una segunda demo ese año, titulada Dark Oceans We Cry. En ambas aparecen ya los míticos temas que conformaran sus dos primeros discos, que veremos más adelante. Realmente ese año fue su punto de inflexión, consiguiendo firmar con Napalms Records para la grabación de su primer disco.

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Así las cosas, poco había que esperar para que todo su material triunfara en sus primeros álbums: Where Lovers Mourn (2003) y Arcane Rain Fell (2005) son las auténticas obras maestras (por ahora) de la banda sueca, nutridas principalmente de su etapa de demos. Where Lovers Mourn es un muy notable álbum debut, empezando nada más abrirse el disco con esa guitarra tan personal del tema The Cry Of Silence. Un hit dentro de la discografía de Draconian. La voz de Lisa ya se hace patente y puede confirmarse en otros temas como A Slumber Did My Spirit Seal o The Amaranth. Pero el summun del grupo estaba por llegar con Arcane Rain Fell. A todo aquel que sienta predilección por el Gothic/Doom amará este álbum, y no por su excelente artwork, sino por excelsos temas como A Scenery Of LossThe Apostasy CanticleHeaven Laid in Tears (Angels’ Lament) y, sobre todo, por Death, Come Near Me. Éste último es inevitable en cualquier must have del Gothic/Doom. Desde el principio al final la ambientación te sumerge en el tema y no puedas evitar sentirlo, con una letra muy elaborada y un tercio final irrepetible.

Pero todo lo bueno se acaba, aunque no tan rápido, compañero. En 2006, a remolque de los dos anteriores discos, lanzaron The Burning Halo. No es un disco como tal, sino un recopilatorio con los temas de la demo The Closed Eyes Of Paradise (2000), tres nuevos temas y un par de covers de canciones de los 70s. Aunque no llegan al nivel del Arcane, sigue siendo altísimo, con temas como She Dies o The Gothic Embrace. Y ahora sí, vamos llegando al final. El material de las demos se acaba y toca componer de nuevo… ¿el resultado? un giro hacia el Gothic Metal. Los nuevos discos, Turning Season Within (2008) y A Rose For The Apocalypse (2011), no tienen tanto Doom y sí más de Gothic, sobre todo el primero de ellos. Pareciera como si Johan Ericson, que funda su aclamada banda paralela de Funeral Doom Metal, Doom:vs, en 2004, se llevara con él toda esa parte y resultara solo el Gothic para Draconian. Los temas, en general, se acortan y ya no poseerán tanta parte de esas que te sumergen en la canción y te hace navegar en ella.

Y así llegamos a la situación actual. Desde 2011 nada de nada, o mejor dicho, nada de positivo. A finales de 2011 Lisa Johansson tiene que abandonar la banda por motivos personales y todo se desmorona. El resto de la banda decide continuar pero buscando a una nueva cantante, que finalmente será Heike Langhans. Heike, descendiente de alemanes pero residente en Sudáfrica, ha participado ya en bandas de Black Metal, pero realmente el problema es que no puede residir permanentemente en Suecia por problemas con Inmigración (ver comunicación indicada al principio de esta entrada) y las grabaciones y evolución del próximo álbum se ralentizan. Igualmente, el bajista Fredrik Johansson se traslada de ciudad, a 330km de donde residen los restantes de Draconian. ¿Aún más? Bandas paralelas empiezan a surgir entre todos los miembros: Johan Ericson con Doom:vs, Jerry Torstensson con Zifella, Daniel Arvidsson con Mammoth Storm, Fredrik con Decadent Youngsters… Conciertos planeados en Rusia se retrasan para… ¡finales de 2014!…

Hagamos un poco de luz. ¿A qué podemos agarrarnos? El 7 de Agosto de 2013, en una Entrevista a Metal Stuff E-Magazine, Fredrik Johansson señala que la grabación del sexto álbum comenzaría en lo que quedaba de año. Pocos días después, el 20 del mismo mes, la nueva cantante Heike señalaba que en sus viajes a Suecia iba acelerando las cosas en la medida que podía. Parecía que la cosa marchaba… hasta el 20 de Octubre, donde una preocupante noticia por parte de la banda anunciaba el retraso de conciertos en Rusia, que señalamos anterioremente. Y, desde ahí, silencio… Numerosos aficionados preguntaban directamente a la banda en su Facebook qué pasaba, qué se cocía, qué problemas habían aparecido y no compartían con ellos. Al final, el pasado 23 de Enero, no hubo más remedio que comentar algo y cortar posibles especulaciones o rumores.

Dicho comunicado no tenía más objetivo que aplacar a las masas, nada más. Realmente no se dice nada nuevo que no se hubiera dicho antes. Bueno, mejor dicho, sí que se dice, no en contenido pero realmente sí en la forma, ya que la que lo firmaba, Heike Langhans, comentaba el retraso en todo el proceso creativo debido a sus problemas con inmigración, permisos de residencia, etc etc. Un alarde de sinceridad que no tenía que haberse dado. En nuestra humilde opinión, los pesos pesados de la banda son los que tendrían que haber firmado la misiva, comentar el verdadero punto de desarrollo del próximo disco y, ya en plena confianza con sus aficionados, qué futuro inmediato tienen en mente. Lógicamente ya sería demasiado pedir qué opina la discográfica, el verdadero compromiso de sus miembros, etc. No les exigimos eso, ni mucho menos, pero a todas luces la iluminación seguía siendo penumbra.

Terminaremos la entrada deseando la mejor de las suertes a Draconian, que puedan progresar en el próximo álbum lo antes posible y que nos deleiten de nuevo con su música (¡por favor que tenga más Doom que Gothic! 😛 ). A todos vosotros esperamos que os guste este tipo de entradas y comentadlas, opinad. Tanto de aciertos como de fallos queremos aprender.

Un saludo a todos.