DeeplyAnálisis: Ahab – The Giant

Una de las obras del Doom Extremo que he podido últimamente saborear concienzudamente ha sido este tercer trabajo de los alemanes Ahab, lanzado sin embargo en 2012, pero cuyo estudio a estas alturas en esta entrada del blog no creo que importe demasiado a los robots spammers que aún quedaran por aquí. Siempre es agradable, en todo caso, alguna visita humana.

Logo de la banda alemana de Funeral Doom Metal Ahab

Logo de la banda alemana de Funeral Doom Metal Ahab

The Giant es uno de esos discos sobre el que, tras conocer el ambiente, o mejor señalado, la idiosincrasia de una banda, hace que su digestión se realice de otra forma. No voy a traer aquí nada desconocido, pero por si fuera el caso: Ahab es el capitán del ballenero Pequod, protagonistas de la novela Moby-Dick del autor estadounidense Herman Melville. Y curioso es su consecuencia en el oyente: una inmersión marinera, de las que hacen notar el viento en los cabellos o las gotas de lluvia y olas durante el interminable zarandeo provocado por el mar. Si bien es cierto que en The Call Of The Wretched Sea o en The Divinity Of Oceans, sus dos primeros álbums, una producción menos esmerada y un sonido final más abrupto facilitaba la tarea, en The Giant la limpieza del sonido junto a nuevos recursos musicales se ha conseguido mantener dicha esencia, mientras simultáneamente los elementos evolutivos que iban apareciendo en dichos discos han ido confirmando su presencia cada vez más evidente.

Portada de Ahab - The Giant (2012)

Portada de Ahab – The Giant (2012)

Alejado de los convencionalismos más recalcitrantes que horadan el Funeral Doom Metal desde dentro y que aún siguen generando toneladas de bandas, Ahab han conseguido marcar una nueva senda en este subgénero, marcando la alternativa al sonido rudo y directo de bandas como Tyranny o Colosseum, o al sonido etéreo de bandas atmosféricas como Shape Of Despair. Lo señalé en otra entrada anterior: Ahab y Kauan pueden no gustar a los clásicos, pero como se ha visto en el Black Metal con Alcest o las nuevas bandas del llamado Cascadian Black Metal, una parte de estas profundidades del Metal pueden (y quizás deben) llegar a una mayor cantidad de oídos, lo cual no conlleva necesariamente una pérdida de calidad compositiva en la música. Como muestra puede traerse este The Giant, y presumiblemente su nuevo disco anunciado para 2015 (probablemente).

Las intenciones se ven claramente desde el primer tema, Further South. El uso de guitarras, batería y voces limpias en la intro desvela uno de los pilares de todo el álbum: sin recurrir a distorsiones permanentes también se generan grandes atmósferas, quizás las mejores, pues permiten a la mente evadirse con mayor facilidad. Un martilleo constante de guitarras y baterías no lo logrará en el mismo sentido, por muy bajo ritmo que lleve. La voz de Daniel Droste es uno de los puntos fuertes, manteniendo su vigor en las partes extremas, mientras es capaz de expresar cierta ternura y compasión en las suaves, además de otros registros según lo requiera cada tema. Por su parte, el empleo de la guitarra principal con solos propios mientras la rítmica le ofrece cobertura consigue que, compuestas con gran calidad, aquella se convierta en un asidero al que asirse nuestro oído, logrando un medio de transporte durante estos pasajes que de otras manera hubieran sido relleno sonoro o abuso de un riff en distorsión inicialmente atrayente.

Con el tema marinero por bandera, que nos hace adivinar aventuras pero también adversidades y peligros, es consecuente lograr encuentros épicos, como bien han ido haciendo Ahab en su discografía. La cita con este punto no podía hacerse de rogar y aparece ya en el segundo tema de The Giant, titulado Aeons Elapse, único del larga duración que nos ocupa no realizado íntegramente por Daniel Droste, contando con la colaboración del guitarrista Chris Hector y el batería Cornelius Althammer. A una desesperación vocal inicial viva y tenaz sucede un elevado ritmo musical que nos acompañará hasta el final del tema, sin desfallecer en ningún momento, con nuevo acto del dúo guitarra solista con solo-guitarra rítmica de fondo.

Tampoco desearía ir desenmarañando cada tema individualmente: corresponde a cada uno de nosotros interpretarlo y darle nuestro toque personal a las notas que vamos digiriendo. Sin embargo, no puedo evitar centrarme en el cuarto corte del álbum, titulado Antarctica the Polymorphess. No quiero repetirme: Ahab es Funeral Doom Metal, pero si escuchas este tema, sabrás de primera mano su popularidad y sus cientos de “likes” cada vez que ponen una chorrada en Facebook. Con una parte fielmente Funeral más bien corta, todo lo demás destila pasión, fuerza, sin abandonar un ritmo lento… pero con voz limpia, partes acústicas, duetos de voz, crescendos embaucadores. Un tema excelente, visión unánime entre la crítica revisada, de los que hay que pararse a disfrutar y compartir con los colegas, el futuro del Doom Extremo (trvs aparte).

Como decíamos, cada vez Ahab han ido introduciendo más partes ambientales y acústicas de gran calidad. Llevan tres discos, pero su sello propio ya lo han definido. En su primer álbum, eran un grupo más de Funeral Doom con un buen debut, ahora van a los principales festivales veraniegos de Europa. Su nuevo trabajo es esperado, salvando las distancias, a la manera de Opeth: por aficionados que ni siquiera saben que oyen Metal Extremo. Una amplitud de miras de los alemanes que les dará grandes réditos, y asegura la renovación de todo un género, aunque quizás con Napalm Records detrás todo sea mucho más fácil.

 

Grupo: Ahab

Género: Funeral Doom Metal

Álbum: The Giant

Año: 2012

Temas/Duración: 6 canciones/61 minutos

1. Further South
2. Aeons Elapse
3. Deliverance (Shouting at the Dead)
4. Antarctica the Polymorphess
5. Fathoms Deep Below
6. The Giant
7. Time’s Like Molten Lead (sólo en edición Digipack limitada y vinilo)
8. Evening Star (sólo en edición vinilo).

Discográfica: Napalm Records

Web: Oficial , Ficha en Metal-Archives

Ahab grabará nuevo disco el próximo año

¡Hooola colegas de bajos fondos!

La noticia de hoy tratará sobre la banda alemana Ahab, pero antes quería comentar la llamativa situación de este grupo de, aparentemente, Funeral Doom Metal. Su popularidad es enorme, casi triplica en seguidores en Facebook a nada más y nada menos que los veteranos Shape Of Despair, por poner otro ejemplo del mismo género, no faltan a casi ningún gran festival de verano que se precie, y sus lanzamientos son esperados fervientemente.  Conociendo ello, no tardé en probar su discografía:  The Call of the Wretched Sea es un buen álbum debut, acertado, duro, sin innovar pero con algo que te decía que aquello no era del montón. Y conforme vas avanzando, y sobre todo en The Giant (su tercer y último hasta la fecha), permanecen en esa idea, si bien más ablandada, más accesible, en lo que parece la enésima reaparición del llamado post-rock en todos los géneros posibles. Aquí en el Funeral Doom, tras haberlo visto ya hollar terrenos como el Black Metal o el Sludge Metal, por citar dos, a priori, más incompatibles con el rock. Como ya hizo Opeth en su momento, la mezcla de partes realmente blandas, no ya acústicas sino de rock, con otras duras, como el Death u otro de los géneros mayores del Metal, atrae a los aficionados, en una especie de curiosa lucha (mientras se oye la música)  de esperar a la parte febril y demente, para una vez en ella, ansiar volver al relax.

En este sentido, creo firmemente que el Doom Metal se está quedando atrás miserablemente. Ahab no pueden ser únicos, más bandas debe haber, pero o no busco correctamente, o no existen, y este último punto es desagradable. No me importa que aparezcan miles de etiquetas mientras lo que denomine resulte en mayor popularidad. Por ejemplo con ello me refiero al Post-Metal/Shoegaze (Alcest, Lantlos, por decir dos solamente) o el recientemente descubierto Cascadian Black Metal (Wolves In The Throne Room, Skagos, entre otros). Música extrema, pero más accesible, dispuesta a la prueba por otros públicos, que permitan que el Metal no se asimile únicamente con melenudos con parches en la chaqueta vaquera. Antes dije popularidad mayor, pero debe entenderse como evolución: si se lleva ya bastantes años en que no sale nada nuevo u original dentro de un género, realmente resulta en reencarnaciones de, a la postre, la misma morralla, quitando valor, en el nuevo oyente, al material que lo originó todo, pues suena igual que el hecho dos días antes. En concreto, en el Doom, el Shoegaze debió ser su fruto, y no del Black, como finalmente ha ocurrido, por poner un ejemplo.

Logo de Ahab, banda alemana de Funeral Doom Metal

Logo de Ahab, banda alemana de Funeral Doom Metal

Ya soltada la reflexión, hace unos días los alemanes de Ahab, que parecen que abogan por lo anteriormente expuesto, realizaron una entrevista en el marco del Damnation Festival 2014. En ella, a la pregunta de cómo definen su sonido, señalaron que hoy en día diríamos que tocamos Doom Extremo con influencias de varios y diferentes géneros Doom, tales como el Funeral, Death/Doom, pero también algo de Sludge y Doom Tradicional en los riffs. Pensamos, si alguien lo diría, que hay una ligera aproximación de post-rock en algunas canciones, no lo negaremos. Nuestro batería también trae toques jazz en nuestra música igualmente.

Lógicamente no puedo por desconocimiento adelantar nada del nuevo trabajo, pero es de suponer que esa nueva vía dada en la parte final de la respuesta estará presente en él. Por evolución.  Asímismo, tras renovar con Napalm Records, una de las grandes discográficas del Metal, y tener un verano lleno a festivales, es excelente tener nuevos temas escritos finalmente. Con un poco de suerte, podremos entrar al estudio a grabar el nuevo álbum a finales de Marzo. Aún hay varios conciertos antes de ser capaces de escribir canciones/letras, finalizar y grabar 5 o 6 nuevas canciones. En este momento la situación, por tanto, sería: tenemos la parte instrumental de dos canciones casi lista. Tenemos ya letras para dos canciones, y hay 3 canciones más listas para ser construidas.

Estaremos al tanto de este nuevo disco de Ahab por lo que pueda suponer. Viento fresco traen las olas de su Nautik Funeral Doom.

DeeplySueño: Draconian

Saludos desde esta nueva atalaya en el blog. Queremos aprovechar la oportunidad de difundir nuestros escasos conocimientos y opiniones en una especie de sección al estilo de “qué fue de…” aplicado al Doom Metal, donde trataremos de revisar la trayectoria vital de algún grupo destacado de la escena, resaltando sus mejores momentos, para terminar alcanzando la situación actual: su separación, abandono, inactividad… Todo lo expuesto trata de documentarse lo mejor posible, por lo que si conoces más datos o rebates algunos de los expuestos, sé libre. Entre todos lo haremos mejor.

Podría decirse que lo normal en este tipo de revisiones es comenzarlas con alguna banda con una gran carrera alrededor, pero la que nos va a ocupar será Draconian, la banda sueca de Gothic/Doom Metal. ¿A qué se debe? Bien, tenemos reciente la última comunicación de la banda a través de su cantante femenina Heike Langhans, de la que dimos cuenta y no pudimos evitar opinar en una anterior entrada del blog. Su causa fue el creciente número de comentarios de aficionados en su Facebook preguntando por la situación actual de la banda. Lógicamente no disponemos de nuevos datos para satisfacer vuestra curiosidad, pero trataremos de desvelar cómo han llegado hasta ahí.

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Miremos un poco a la historia de la banda. Inicialmente eran conocidos con el nombre de Kerberos, tocando un poco de todo con Death/Heavy/Black Metal con, eso sí, toques melódicos y sinfónicos. Ya en esa época Johan Ericson formaba parte del plantel. Después de que Anders Jacobsson se uniera al proyecto el grupo cambió de nombre a su denominación actual. La influencia que produjo Anders, poeta, junto con las nuevas inquietudes compositoras del grupo hizo que su primera demo, Shades of a Lost Moon, lanzada en Febrero de 1996, mostrara los nuevos caminos del grupo hacia el Gothic/Doom Metal. En las siguientes demos dicho sonido sigue evolucionando y confirmándose en el nuevo sendero seguido, pero problemas en las grabaciones imposibilitaron sus publicaciones y alargaron la época más underground del grupo unos años más. Ya en 2002, con la inconfundible voz de Lisa Johansson presente por primera vez en la demo Frozen Features (2002), y consiguiendo en la producción el sonido que ellos realmente querían, lograron grabar una segunda demo ese año, titulada Dark Oceans We Cry. En ambas aparecen ya los míticos temas que conformaran sus dos primeros discos, que veremos más adelante. Realmente ese año fue su punto de inflexión, consiguiendo firmar con Napalms Records para la grabación de su primer disco.

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Así las cosas, poco había que esperar para que todo su material triunfara en sus primeros álbums: Where Lovers Mourn (2003) y Arcane Rain Fell (2005) son las auténticas obras maestras (por ahora) de la banda sueca, nutridas principalmente de su etapa de demos. Where Lovers Mourn es un muy notable álbum debut, empezando nada más abrirse el disco con esa guitarra tan personal del tema The Cry Of Silence. Un hit dentro de la discografía de Draconian. La voz de Lisa ya se hace patente y puede confirmarse en otros temas como A Slumber Did My Spirit Seal o The Amaranth. Pero el summun del grupo estaba por llegar con Arcane Rain Fell. A todo aquel que sienta predilección por el Gothic/Doom amará este álbum, y no por su excelente artwork, sino por excelsos temas como A Scenery Of LossThe Apostasy CanticleHeaven Laid in Tears (Angels’ Lament) y, sobre todo, por Death, Come Near Me. Éste último es inevitable en cualquier must have del Gothic/Doom. Desde el principio al final la ambientación te sumerge en el tema y no puedas evitar sentirlo, con una letra muy elaborada y un tercio final irrepetible.

Pero todo lo bueno se acaba, aunque no tan rápido, compañero. En 2006, a remolque de los dos anteriores discos, lanzaron The Burning Halo. No es un disco como tal, sino un recopilatorio con los temas de la demo The Closed Eyes Of Paradise (2000), tres nuevos temas y un par de covers de canciones de los 70s. Aunque no llegan al nivel del Arcane, sigue siendo altísimo, con temas como She Dies o The Gothic Embrace. Y ahora sí, vamos llegando al final. El material de las demos se acaba y toca componer de nuevo… ¿el resultado? un giro hacia el Gothic Metal. Los nuevos discos, Turning Season Within (2008) y A Rose For The Apocalypse (2011), no tienen tanto Doom y sí más de Gothic, sobre todo el primero de ellos. Pareciera como si Johan Ericson, que funda su aclamada banda paralela de Funeral Doom Metal, Doom:vs, en 2004, se llevara con él toda esa parte y resultara solo el Gothic para Draconian. Los temas, en general, se acortan y ya no poseerán tanta parte de esas que te sumergen en la canción y te hace navegar en ella.

Y así llegamos a la situación actual. Desde 2011 nada de nada, o mejor dicho, nada de positivo. A finales de 2011 Lisa Johansson tiene que abandonar la banda por motivos personales y todo se desmorona. El resto de la banda decide continuar pero buscando a una nueva cantante, que finalmente será Heike Langhans. Heike, descendiente de alemanes pero residente en Sudáfrica, ha participado ya en bandas de Black Metal, pero realmente el problema es que no puede residir permanentemente en Suecia por problemas con Inmigración (ver comunicación indicada al principio de esta entrada) y las grabaciones y evolución del próximo álbum se ralentizan. Igualmente, el bajista Fredrik Johansson se traslada de ciudad, a 330km de donde residen los restantes de Draconian. ¿Aún más? Bandas paralelas empiezan a surgir entre todos los miembros: Johan Ericson con Doom:vs, Jerry Torstensson con Zifella, Daniel Arvidsson con Mammoth Storm, Fredrik con Decadent Youngsters… Conciertos planeados en Rusia se retrasan para… ¡finales de 2014!…

Hagamos un poco de luz. ¿A qué podemos agarrarnos? El 7 de Agosto de 2013, en una Entrevista a Metal Stuff E-Magazine, Fredrik Johansson señala que la grabación del sexto álbum comenzaría en lo que quedaba de año. Pocos días después, el 20 del mismo mes, la nueva cantante Heike señalaba que en sus viajes a Suecia iba acelerando las cosas en la medida que podía. Parecía que la cosa marchaba… hasta el 20 de Octubre, donde una preocupante noticia por parte de la banda anunciaba el retraso de conciertos en Rusia, que señalamos anterioremente. Y, desde ahí, silencio… Numerosos aficionados preguntaban directamente a la banda en su Facebook qué pasaba, qué se cocía, qué problemas habían aparecido y no compartían con ellos. Al final, el pasado 23 de Enero, no hubo más remedio que comentar algo y cortar posibles especulaciones o rumores.

Dicho comunicado no tenía más objetivo que aplacar a las masas, nada más. Realmente no se dice nada nuevo que no se hubiera dicho antes. Bueno, mejor dicho, sí que se dice, no en contenido pero realmente sí en la forma, ya que la que lo firmaba, Heike Langhans, comentaba el retraso en todo el proceso creativo debido a sus problemas con inmigración, permisos de residencia, etc etc. Un alarde de sinceridad que no tenía que haberse dado. En nuestra humilde opinión, los pesos pesados de la banda son los que tendrían que haber firmado la misiva, comentar el verdadero punto de desarrollo del próximo disco y, ya en plena confianza con sus aficionados, qué futuro inmediato tienen en mente. Lógicamente ya sería demasiado pedir qué opina la discográfica, el verdadero compromiso de sus miembros, etc. No les exigimos eso, ni mucho menos, pero a todas luces la iluminación seguía siendo penumbra.

Terminaremos la entrada deseando la mejor de las suertes a Draconian, que puedan progresar en el próximo álbum lo antes posible y que nos deleiten de nuevo con su música (¡por favor que tenga más Doom que Gothic! 😛 ). A todos vosotros esperamos que os guste este tipo de entradas y comentadlas, opinad. Tanto de aciertos como de fallos queremos aprender.

Un saludo a todos.

Alunah firman con Napalm Records

Hola a todos,

Via Thesleepingshaman compartimos con vosotros una nueva noticia. La banda inglesa Alunah, creadores de un Doom/Stoner Metal con toques psicodélicos, ha anunciado en su web oficial que ha firmado con la discográfica Napalm Records para la distribución de su próximo álbum a nivel mundial. Tras haber publicado ya anteriormente vinilos y demos a través de este sello, la firma de este nuevo contrato les proporcionará la posibilidad de una grabación y publicación junto a un sello de fama internacional.

Alunah

Asímismo Napalm Records lanzará una edición limitada en Digipack y Vinilo, mientras Michael Cowell aportará el artwork del mismo. En palabras de  Sophie Day, vocalista y guitarrista de la banda:

Alunah está increíblemente contenta de haber firmado la distribución internacional de un álbum con la renombrada discográfica Napalm Records. Ya tenemos actualmente una estrecha relación laboral de cuando nos publicaron una versión en vinilo de nuestro segundo disco “White Hoarhound“, y estamos orgulloso de poder incorporarnos a la familia Napalm a más largo plazo. Nosotros tenemos una dura ética del trabajo, estando constantemente evolucionando y apreciando todo lo que nos proporcionan. Nos estamos uniendo a un sello que posee algunas de las mejores bandas de la industria, y podemos confesar que esta nueva fase en nuestra relación es beneficiosa para ambos.

Para terminar, el grupo señaló que junto a Sound of Liberation realizarán la gira europea de 2014, realizando la propia en las islas británicas durante Mayo y Junio.

Para más información, en este enlace tenéis el comunicado de la banda y en este el de la discográfica.

Fuente: Thesleepingshaman