DeeplySueño IV: Uaral

Escribir sobre Uaral en esta sección de recuerdos supone una experiencia ambiciosa, insatisfecha ya de partida. Son tal la cantidad de emociones que el aquí redactor presente nota a través de su cuerpo cada vez que escucha su música, que teme sea verdad no hacer honor a la verdad por más palabras que se empleen en esta reseña. Y ya podrán suponer el fin de las mismas: tratar de hacer memoria de una banda para la historia. Porque no es otra la finalidad de esta nueva entrega de DeeplySueño, sino lamentablemente la de rememorar sus hechos pues ya no habrá más, a mi pesar, y en un vistazo rápido por la red de redes, el de mucha más gente, afortunados oyentes y, sobre todo, simpatizantes en cuerpo y alma con su música.

Logo de la banda chilena Uaral

Logo de la banda chilena Uaral

Verdaderamente Uaral y su, en el sentido más estricto posible, Doom/Folk Metal, son una rara avis en el Metal en general, y en el Doom Extremo en particular. Sería de lógica inductiva que, partiendo de instrumentos locales folclóricos, limpios, ajenos a los ya propios del Metal pero en combinación con ellos, más de un compositor hubiera aplicado su talento en pos de generar Doom/Folk de un nivel alcanzable para pocos. Pero no es el caso, de hecho este subgénero del Doom tiene muy poca presencia en el conjunto. A mi parecer daría para un extenso debate, más allá de la presente entrada. Está claro que muchos instrumentos populares están más diseñados para momentos alegres, de jolgorio general, pero igual hecho puede decirse de la guitarra, y ahí está, de todos conocido. Ritmos nuevos, escalas de sonido original y ambientaciones complejas a la par que completas son el fruto que puede obtenerse de este tipo de instrumentos, al estilo de Haggard pero aplicado el Doom Extremo. Pues no. De ahí que Uaral destaquen y sean muy recordados, con tan sólo dos discos en su discografía, como veremos más adelante.

Aunque hay mucho Doom/Folk en las ultratumbas del mundo underground que ser descubierto, podemos colocar a Uaral casi al mismo nivel que Empyrium y parejos a Estatic Fear (aunque éste último más sinfónico). Y todo fue consecuencia, como dijimos, de dos largas duración y 11 años activos compositivamente. Provenientes de Chile, otra rareza de esta banda, su andadura comienza en 1996 con dos únicos miembros, Aciago (música) y Caudal (voces), sin sufrir nunca variaciones en su formación, como veremos más adelante. Realmente la información disponible del comienzo de Uaral es muy escasa, teniendo que pasar ya a 1997 en donde graban su primera demo, titulada igualmente Uaral. De esta demo, de hecho el tema Potrero Grande se ha perdido. Ya en esta primera composición se observa todo lo que caracterizaría la totalidad de la música elaborada por Uaral: grandes dosis de melancolía basada en escenas intensamente bucólicas, con preponderancia de fases acústicas muy bien hiladas y voces limpias pero sin olvidar, ni mucho menos menospreciar, interludios de Doom Extremo de gran calidad y coherencia con el resto de pasajes de los temas.

En ninguna foto se les identifica realmente, y sólo en una, situada en la caja del CD tras el disco de Sounds Of Pain... aparecen directa aunque borrosamente

En ninguna foto se les identifica realmente, y sólo en una, situada en la caja del CD tras el disco de Sounds Of Pain… aparecen directa aunque borrosamente

Pero antes de seguir con la discografía de la banda, ¿qué significa Uaral? ¿A qué se refiere? Con un halo de misterio y anonimato francamente pretendido, los contactos públicos de Aciago y Caudal han sido muy escasos, un enfoque al que tampoco quisieron renunciar incluso cuando Octagon Music Group, su discográfica chilena, les ofreció la posibilidad de grabar su material y darnos la suerte al resto del mundo de disfrutarlo. Afortunadamente tenemos las propias palabras de los chilenos para responder las cuestiones anteriormente señaladas, en una entrevista que concedieron en 2005, y que podéis leer aquí (web no oficial, en inglés y en español):

Cuando niños, una vez perdidos en el cerro, bajo el llanto desconsolado de la lluvia y el canto inquietante del Queltehue, bajamos a un manzanal donde encontramos un atajo en un Acacio, allí estaba un anciano junto a una guitarra barroca con su nombre tatuado en ella, aquella guitarra decía Uaral, en sus venas también se reflejaba nuestra sangre, tenia más años que el tiempo; campesino, trabajador de la tierra, vivido, culto, viajero de mundos. En su voz relumbraba un aire de soledad, luto, de calma y dolor, los momentos vividos junto a él nos enseñaron el por qué de sus razones. Largo rato conversamos, en el descargamos nuestra desesperanza ante el destino desconocido, conmovido por la sinceridad de nuestro llanto, nos dijo: “yo veo en ustedes el espejo de mi infancia”…allí comenzó una relación rica en sentires y enseñanzas donde Uaral hizo nuestras sus historias de vida y muerte, de soledad y esperanza, de resignación y constancia. Nos mostró el rostro amable de nuestro campo desahuciado y doliente con su guitarra y canto. Vimos como introversión y sentimiento se moldeaban en nuestras personalidades que se identificaban con sus poemas y música. Desde entonces comenzamos a vagar en parámetros de desolación y locura, agregamos con el tiempo la rabia del dolor, la melancolía del llanto. Y un día, sin darnos cuenta, el sentir de nuestra tierra y la necesidad de desahogo en la soledad del cerro, hizo que Aciago tocara con las manos de Uaral todas las armonías de un campesino desahuciado y encargó a Caudal la expresión vocal de llanto y furia que Uaral en su estirpe vivía. Aquel día, Uaral nos mostró el dolor hecho familia… el dolor hecho música. Todas nuestras expresiones son su sentir y nuestro sentir el reflejo de la desolación madura que carga y expresa Uaral, por esto la cuerda tiene un sonar añejo. Uaral la está tocando y sobre ella sus lágrimas viven inmortales… Uaral para nosotros es la vida…

Ante la experiencia tan personal que supuso Uaral para ambos miembros de la banda, consideraban que ningún otro músico podría sentirla de igual forma, por lo que no aceptaron nunca colaboraciones de este tipo, ni tampoco concedieron representaciones en vivo, reservándoselo solo a su ambiente familiar.

Quizás nos hayamos adelantado un poco, pero mejor indicar estos puntos para no saturar posteriormente repitiéndolos constantemente. Siguiendo con la historia de Uaral, ya en 1998 graban una nueva demo, titulada From the Agony to the Hopelessness, con cuatro temas que aparecerían posteriormente en Sounds Of Pain…, su primer álbum. De igual manera ocurre con una nueva demo, Laments (1998), junto a la cuarta y última demo, Acidal (ya en 2004), que serían el núcleo del segundo álbum, titulado entonces en español, Lamentos A Poema Muerto.

Y aquí, puestos en situación, aparece en 2005 su primer larga duración, Sounds Of Pain…, una monumental obra de 66 minutos, de la que no me tiembla la mano al señalarla como obra maestra del Doom/Folk Metal. Si buscas en el Doom Extremo melancolía, cierta desazón, pasajes limpios, lentos pero ambientadores e inmersivos, compartirás mi postura. Además, como puede conocerse de la entrevista antes citada, Caudal (vocalista) no pasaba por una buena época a nivel privado, hecho que puede constatarse en la escucha del disco y de la que, sin saber esto último, sorprende por la sinceridad de las emociones grabadas. El álbum fue un éxito y una primera edición de 500 unidades se agotó pronto, siendo necesaria para 2010 una reedición sin diferencias respecto a la primera, ni física ni musicalmente. Personalmente el mejor tema del disco y de la discografía de Uaral es el tema homónimo, Sounds Of Pain…, de casi 20 minutos de duración, con largos pasajes acústicos, ambientales (sonido ambiental, lloros, pasar de páginas), con un exquisito solo de guitarra y partes extremas cortas pero intensas y acertadas. En todo caso una escucha personal vale más que mil palabras. Termina lo que estés haciendo, ponte cómodo, dale a reproducir y siente la música:

Demasiado ¿verdad? Si te gustó lo volverás a experimentar con cada audición. Del resto del disco la verdad es que no sobra casi nada, destacando Depresión, de 5 minutos,casi considerable como single por su duración y buena estructura; Surrendered To The Decadence, que cuenta con una segunda parte en el segundo disco de la banda; y La Vaga Esperanza Del Ser, donde una conmovedora intro a cargo de la abuela de los miembros interpretando la canción popular Caminito Chileno dispone al oyente hacia el resto del tema.

Portada de Uaral - Sounds Of Pain... (2005)

Portada de Uaral – Sounds Of Pain… (2005)

Tras este debut más trabajos de Uaral se esperaban debido a los temas grabados como demos y que no habían aparecido en su primer disco. Y efectivamente dos años después, en 2007, aparecía Lamentos a Poema Muerto. El sello que personalmente tuve con Sounds Of Pain… me hacía recelar de este nuevo trabajo, por no poner en peligro el pedestal en el que tenía la banda. Pero salvando el segundo corte, La Escritura y el Alarido, que sigo sin poder cogerlo debidamente, el resto de este larga duración mantiene el nivel alcanzado. Nuevamente las melodías acústicas sobresalen maravillosamente, creando un ritmo sonoro fluido, sin brusquedades, dirigido a la finalidad melancólica aunque quizás ya no de una manera tan intensa o emotiva, de hecho las partes extremas o con voz gutural, ya escasas anteriormente, rozan aquí lo testimonial. Lamentos…, el tema más largo con casi 11 minutos, toma aquí el papel estelar como tema central, pero sorprende igualmente Surrendered To The Decadence (Parte 2), que consigue mantener la esencia de la primera parte sin caer en repeticiones o parecer aquello una autoversión. Lamentablemente la entrevista es anterior a este disco por lo que no se pueden encontrar referencias al mismo.

Portada de Uaral - Lamentos a Poema Muerto (2007)

Portada de Uaral – Lamentos a Poema Muerto (2007)

Y ya no más. Tras 2007 no hay nuevas señales de vida. En varias páginas consultadas no aparecen nuevos datos o hechos fiables que den a suponer cierta pervivencia de Uaral como banda. Sin embargo, sí podemos agarrarnos a la formación Imbaru, un proyecto unipersonal de Neofolk/Ambient nacido en 2010 que ya ha lanzado cuatro discos al mercado. Los títulos de los temas y los discos, el propio nombre del compositor (Caminante Silencioso), el diseño de las portadas y el origen chileno hacen deducir fácilmente cierta relación entre ambas formaciones que no he podido concretar de una forma más fiel y certera. Sea lo que fuere, el legado de Uaral permanece en nuestros días a pesar del tiempo transcurrido. Las ventas de los discos mantienen un buen ritmo, ayudado por la fácil difusión de su música, descargable desde páginas de aficionados como ésta y que se puede constatar por ejemplo en Last.fm, donde las escuchas se mantienen estables mes tras mes.

Más allá de convencionalismos sobre la exclusividad del Metal, o del Doom Extremo, Uaral es música para admirar, saborear, para hacer ver y descubrir a los individuos las esencias de otros tipos de música, alejados de radiofórmulas, que pueden poseer hermosura, belleza, pasión… aquellas características que hacen de la obra de dos hombres el resultado de la creación de artistas en su medio. Uaral es parte merecida de lo que podríamos llamar historia perenne del Doom Metal Extremo.

Prophecy Productions prepara un festival para Septiembre

Ahora que los spammers están volviendo a la vista del renacimiento del blog del pasado lunes (y no, no quiero Iphones ni Cartiers, soy más de Samsungs y Pateks Philippes), veamos qué podemos compartir por aquí que les motive a ofrecerme mis preferencias antes citadas.

El sello discográfico alemán Prophecy Productions anunció hace unas semanas por su cuenta de Facebook que está preparando un festival propio para el próximo 19 de Septiembre. Dada la gran calidad de sus grabaciones y la esmerada presentación de sus lanzamientos, es de espera irrenunciable que dicho nivel se mantenga a la hora de organizar un festival con sus propias bandas, pese a que sea su primera edición. De hecho, así para cogernos en frío, el lugar escogido ya nos indica hacia dónde van los tiros: será en Balve, cerca de Dortmund, en el noroeste de Alemania. Pero no en una sala de la ciudad sino en una cueva de sus cercanías, llamada Balver Höhle, empleada para diversos actos públicos y cuya búsqueda les ha llevado tres años a Prophecy como lugar adecuado para su festival. Para haceros una idea:

Balver Höhle, en Balve, Alemania. Lugar del primer festival de Prophecy Productions

Balver Höhle, en Balve, Alemania. Lugar del primer festival de Prophecy Productions

En el Facebook del evento pueden observarse otras fotos del emblemático emplazamiento. No he podido encontrar aforo de esta instalación espontánea para conciertos, aunque por las imágenes podemos deducir que no será demasiado amplio, quizás 500 o 700 personas (si es el mismo montaje). No creo que sea tan reducido, pues además tras el primer día de pre-reservas más de 200 localidades fueron adquiridas. En todo caso Prophecy pretende ofrecer dicho festival a buen precio, y como aún no se conoce la mayor parte del cartel, las reservas señaladas son solo de palabra ya que aún no hubo dinero de por medio.

Cartel promocional del Prophecy Festival (19 Septiembre 2015)

Cartel promocional del Prophecy Festival (19 Septiembre 2015)

En cuanto al cartel, como decíamos, está empezando a configurarse. La previsión es que lo formen 6 u 8 bandas propias del sello sin que su caché eleve demasiado el precio de la entrada para un festival de un sólo día. Por ahora, como era de esperar, la única banda anunciada ha sido los igualmente alemanes Empyrium, con quienes todo empezó en ese sello al ser los lanzadores de su primer disco, A Wintersunset…, allá por 1996. Su actuación tendrá un carácter especial, pues tocarán un set compuesto de canciones de sus dos primeros discos (los más Metal: A Wintersunset… y Songs of Moors and Misty Fields) junto al reciente The Turn of the Tides, con el que han vuelto a la actividad tras 10 años. Unos temas así pueden darnos idea del objetivo del festival: un sonido duro, como sus inicios, pero con la emotividad y el toque íntimo que todo disco del sello posee, su seña de identidad más reconocida; junto a las nuevas tendencias que sus artistas van vislumbrando.

Empyrium, primera confirmación para el Prophecy Festival

Empyrium, primera confirmación para el Prophecy Festival

 

Para otras bandas que puedan aparecer, lo de menos es especular, pues aunque he dejado varios días a la espera de anunciar el evento con algo más de sustancia, no han trascendido más datos. Si pecamos de “caseros” y deseásemos cuanta más presencia Doom mejor, podríamos esperar a Nhor, con su Black/Doom Metal claramente atmosférico y emotivo, pero no será el caso: demasiado minoritario y además es un proyecto unipersonal. Más probable es la presencia de Alcest, la gran estrella actual del plantel de bandas del sello. Quizás su cada vez más alto caché sea el auténtico problema para que no estuvieran, pero dado el tipo de temas que tocará Empyrium, un Alcest también dejando a Shelter para otro día vendría muy coherente. Igualmente Lantlos, con su último disco Melting Sun, o Dornenreich, con Freiheit, invocan al mismo espíritu. Tenhi y Les Discrets, como bandas veteranas y muy arraigadas en el sello, tengan también su hueco. En fin, especulaciones sin más fundamento que lo poco conocido.

Con lo que sí puedo jugarme la mano con la que escribo es que el festival tendrá algún tipo de lanzamiento especial, tanto para los afortunados asistentes en exclusiva para ellos, como alguno más general para el resto de los mortales. Los elementos exclusivos los crea Prophecy con gran esmero: como el concierto en Bochum de Empyrium, sólo para los asistentes y los miembros de su club de socios; vinilos especiales con un trabajo artístico de gran nivel; o cajas con artículos de merchandising elegantes y poco esperados. Lo veremos, una cosa u otra, seguro.

Estaremos al tanto de nuevas entregas para el festival, que iremos publicando en los comentarios de esta entrada. Si podéis ir, no lo dudéis.

Un saludo

Metal-Archives alcanza las 100 mil bandas

¡Hola a todos, cachos carne!

Una vez parafraseado a Bender, de Futurama, vamos con el tema de la semana, que no es otro que el protagonizado por la web Metal-Archives, The Encyclopaedia Metallum, que alcanzó el pasado día 13 de Noviembre la friolera de 100 mil bandas registradas de Metal.

Metal-archives, que funciona como una especie de base de datos, al estilo wikipedia, donde cada usuario registrado puede actuar como editor, empezó hace 12 años desde Canadá, de donde son sus propietarios. En el transcurso de este tiempo se ha ido convirtiendo en referencia a la hora de, al menos, conocer de una forma resumida la información sobre tal o cual banda, de la que ya podía ser muy nueva para que no aparecieran sus datos. Los aspectos relevantes se muestran fácilmente y puede navegarse por las discografías de cada grupo de una forma sencilla. En mi caso la uso con todas las bandas a las que investigo, trato de descubrir o conocer más a fondo, o conocer lanzamientos limitados que fácilmente podrían habérseme pasado aún siguiendo a la banda de una manera razonable. Por contrapartida, personalmente el aspecto más flojo son las revisiones/críticas, a las que puede contribuir cualquiera pero siempre con texto, dando a veces un resultado que da que desear, pues sobre todo en bandas más minoritarias una crítica feroz no se verá compensada en mucho tiempo. También flojea la utilidad de Artistas Similares, de igual causa que la anterior: en bandas minoritarias no hay referencias y es más difícil llegar a ellas.

Más información la podéis encontrar en su página de Wikipedia en Español y en Inglés. En todo caso, no quería dejar de indicar aquí que el número de bandas podría ser ya significativamente mayor, dado que no todas las bandas son aceptadas y hay géneros rechazados de plano, aunque se consideren generalmente como Metal. Así, el Nu-metal, el Metalcore, o el Metal Industrial, por decir quizás los más llamativos, no tienen presencia en la base de datos, salvo casos muy particulares generalmente referidos a que algún disco en la discografía de la banda cumpla, a juicio subjetivo de los moderadores, con los criterios requeridos (expandir la versión detallada para más información).

Llevándolo a nuestro campo, los anteriores conflictos afortunadamente no nos afectan en absoluto siendo Metal-archives un buen punto de partida para conocer más y más bandas. Lógicamente morralla hay para dar y tomar, pero con la opción Similar Artists es posible encontrar más bandas ajustadas a nuestros gustos, aunque depende de la popularidad de la banda desde la que partamos en búsqueda de más. De esas 100 mil bandas, a día de hoy 8671 pertenecen al Doom Metal en general, un ilustrativo dato del 8,6 %, frente al, por ejemplo, 14,8 % del Heavy Metal, 25,6 del Black, o un 35,1 % del Death. Ese 8,6 % no incluye el 3,3 % del Gothic Metal, para muchos analistas del Metal descendiente del Doom.

Centrándonos en el Doom Metal, la web no ofrece datos, o no los pude encontrar, sobre las estadísticas de cada subgénero, por lo que los datos siguientes son orientativos y más sabiendo que una banda puede estar catalogada dentro de varios subgéneros. El Doom Metal tradicional, junto con el Stoner y el Sludge, agolpan un 11 % de esas 8671 bandas. El Doom/Death, otro 11%. El 10 % para el Black/Doom. Un 5 % para el Gothic/Doom, así como para el Funeral Doom. El Drone/Doom obtiene un 3%, para terminar con un 1 % para el Folk/Doom, Industrial Doom y las nuevas tendencias como el Post-Metal. En total un 43%, siendo el resto de clasificación demasiado heterogénea, imprecisa o de evolución variable a lo largo de sus discografías.

Espero que los datos, aunque no fiables 100%, os hayan podido ser orientativos. Aprovechando la ocasión, ¿qué otras webs utilizáis a la hora de saber más sobre vuestras bandas Doom preferidas? Aparte de las oficiales, como es lógico.

¡Un saludo!

¿Un solo de guitarra propio del Doom?

¡Hooola gente!

Desde hace unas semanas quiero escribir aquí sobre un tema, resistiéndoseme la forma de enfocarlo y presentarlo en una entrada de una forma correcta. El origen fue la escucha, después de bastante tiempo, de uno de los mejores temas de los chilenos Uaral, exactamente Sounds Of Pain… En la canción aparece un solo de guitarra, ciñéndonos al clásico recurso de dejar a la guitarra lucirse y dar lo mejor de sí, más propio de temas Rock o Metal digamos más tradicionales. Normalmente en los submundos del Metal underground los solos no aparecen, priman las distorsiones continuamente (incluso discos enteros sin abandonar la distorsión) y la guitarra no canta de una manera limpia, en la que salga al escenario a ofrecer su mejor parte, su aria, su momento cumbre del baile. Y ciertamente parece que un solo no tuviera cabida como recurso para expresar las características propias de cada subgénero, o que el nivel de talento necesario para ello fuera demasiado alto, o que al final sería tratar de entremeter algo que desde el principio quedaría muy forzado. No soy músico, sólo tengo mis oídos para escuchar lo que se ha creado, y si miles de compositores deciden algo así por algo será.

Pero volviendo al tema de Uaral, no puedo más que agradecer que maestros de la música, creadores de alto nivel aunque no se les reconozca como merecen, consigan elaborar y encajar en sus temas solos de temática Doom, a saber, melancólicos, pacientes, expresados con una desnudez que atrapa al cerebro y lo abandona en la soledad de la belleza de un sólo instrumento. No he sido capaz, o no he caído, de encontrar más ejemplos de lo que estoy comentando. Pasemos a ellos:

 

Uaral – Sounds Of Pain

En la primera mitad del tema central del disco homónimo aparece este solo, tras una parte de emotiva desesperación y como preludio a otra de soledad y recogimiento. Desarrollado de una forma magistral durante 65 segundos, con una acertada base rítmica de guitarra, no queda otra que rendirse a los chilenos y sentir lo mismo que ellos durante su elaboración.

 

Estatic Fear – Somnium Obmutum

En este caso el solo ocupa el final de toda la canción, de extensión 32 minutos. Aunque pueda parecer desubicado, es un culmen extraordinario. Perteneciente al arranque final del tema (iniciado en el minuto 26), mayormente instrumental pero con una voz taladrante al más puro estilo Black Metal, la paz y regocijo llegan a tiempo durante 52 segundos para quitarte ilusiones y devolverte al menos a las sombras de una vida pasada. Al igual que el anterior de Uaral, una base rítmica de guitarra acústica logra la cuadratura del círculo, alargándolo hasta el final del tema, pocos segundos después.

 

Espero poder haber transmitido la idea que buscaba tras un solo Doom. Igualmente si conocen más casos, gustoso de conocerlos y ampliar esta faceta de nuestro querido género musical.

Un saludo y a disfrutarlos.

DeeplyAnálisis: Agalloch – The Serpent & the Sphere

¡Hooola colegas!

Cuando uno pretende enfrentarse a escribir una crítica o revisión de un nuevo disco de Agalloch, hay que plantarse, respirar hondo, y atraverse a hacerlo. Aunque The Serpent & The Sphere “sólo” suponga el quinto larga duración de los americanos, sus ya 19 años de carrera, varios EPs lanzados y gran número de colaboraciones y participaciones en otras bandas, les ha granjeado un gran respeto en toda la escena no ya underground del Doom Metal, sino del Metal en general. Su particular Folk/Doom Metal, con toques Black metaleros (sobre todo en sus EPs) y su altísima calidad en la creación de atmósferas, ha conseguido que sean cabezas destacadas en unos géneros condenados a la minoría ad eternum.

Portada Agalloch - The Serpent & The Sphere

Portada Agalloch – The Serpent & The Sphere

Todo ello supone lógicamente reconocimientos, buenas ventas y largas giras para lo que estamos acostumbrados por aquí. Pero también que tu música llegue a una popularidad en la que cualquier movimiento, entendido dentro de la evolución lógica de las composiciones entre disco y disco, sean ya cuestionadas por unos u otros aficionados. Ya pasó con su anterior trabajo, Marrow Of The Spirit, donde la extensión de sus temas fue objeto de crítica y la presencia de todo un tema al más puro estilo Black Metal como Into the Painted Grey parecía fuera de lugar en relación al resto de temas.

Y de nuevo podemos repetir esas opiniones para el disco que nos ocupa. The Serpent & The Sphere tiene metraje de sobra. Sus 60 minutos de duración bien pudieran haber sido menos. La originalidad o el talento, por no hablar de sus excelentes ambientaciones y atmósferas, mostrados durante discos enteros como The Mantle o Ashes Against The Grain queda aquí diluida, relegada a ciertos temas, mientras el resto carece del nivel al que Agalloch nos tiene (mal)acostumbrados. La obra maestra del disco es, sin duda, el primer tema, Birth and Death of the Pillars of Creation. Un tema sublime, innovador, envolvente y lo que uno piensa cuando le nombran Agalloch. Pasará a los temas míticos del grupo, dando valor por sí mismo a todo el larga duración. Tras él podemos situar The Astral Dialogue, una buena muestra de la parte más Black del grupo y que no llegará a desencantar al resto de sus aficionados. Buen ritmo, bien hilado, el tema señala la capacidad, que no muestra en otros, de que mejor durar 5 minutos óptimos que no 9 o 10 superfluos. Por último también rescatamos Plateau of the Ages, ejemplo de esas últimas canciones de sus discos donde Agalloch da rienda suelta al minutaje (aquí 12 minutos) con temas instrumentales y ambientes opresores. En mi opinión, los devaluados Black Lake Niðstång y To Drown (ambos del Marrow Of The Spirit) son superiores, pero aún así cumple y puedes sentir como el tema va avanzando y llevándote junto a él, aparentemente de una forma imperceptible e inconexa, hasta un gran final.

Agalloch durante la sesión de fotos del álbum, "The Serpent & The Spheres"

Agalloch durante la sesión de fotos del álbum “The Serpent & The Spheres”

Si observan el listado de canciones y el anterior párrafo, y excluimos los temas interludios (tres), quedan otros tres temas. Para las críticas que hemos podido ver, el disco bien podría haber acabado tras el tercer corte. Aunque no llegue a compartir esa opinión, sí puedo señalar que tras ese tercer tema el disco va haciéndose pesado de digerir de una vez, de seguido, para recuperar algunas sensaciones con Plateau of the Ages (para otros, ni eso). Para quien esté acostumbrado a oírlos percibirá la negativa sensación de falta de frescura, de creación original y atractiva al oído. Celestial Effigy, que fue lanzada como single, parecía advertirnos de una vuelta del sonido más Pale Folklore (su primer disco), más acústico y atmosférico, pero al final no fue tal y la evolución de Agalloch continúa.

No podemos terminar la revisión sin hacer mención de la producción que se ha aplicado. Mientras, sobre todo en los primeros trabajos, era más “sucia”, en cuanto a que los instrumentos no se oían tan limpios, lo cual contribuía enormemente a la ambientación que pretendían lograr, en el nuevo álbum es muy nítida, logrando gran calidad de sonido a costa de perder cierta esencia. Principalmente beneficiados se han visto el bajo (audible primorosamente en el primer corte) y el doble bombo. Habrá quién le guste, quién no, pero visto el resultado final este hecho ha pasado a un segundo plano. Muchas bandas querrían sacar un The Serpent & The Sphere, pero cuando el nivel ha sido continuadamente tan alto, ya estamos esperando al próximo disco de Agalloch.

 

 

Grupo: Agalloch

Género: Folk/Doom Metal

Álbum: The Serpent & The Sphere

Temas/Duración: 9 canciones/60 minutos

1. Birth and Death of the Pillars of Creation
2. (serpens caput)
3. The Astral Dialogue
4. Dark Matter Gods
5. Celestial Effigy
6. Cor Serpentis (the sphere)
7. Vales Beyond Dimension
8. Plateau of the Ages
9. (serpens cauda)

Discográfica: Profound Lore Records (EEUU). Eisenwald (Europa).

Kauan publica una retrospectiva mientras sigue trabajando en su próximo álbum

¡Hooola Doomsters!

Ya estamos aquí una semana más viendo qué nos ofrece el Doom Extremo de nuevo, esperando a que la llegada del Otoño, o más bien la finalización del Verano, provoque que nuevas noticias vayan apareciendo de nuestras bandas favoritas. Últimamente podemos ver que las bandas más clásicas están “tranquilas”, moviéndose lentamente (tal es el caso de Draconian, que poco a poco parece que vuelven a progresar en el nuevo trabajo), mientras las que repuntan entre la masa se agitan para no perder la tendencia y asentarse.

Entre una de estas últimas bandas podemos encontrar, a nuestro juicio, a los rusos Kauan. Su particular música, variable entre un Folk/Doom Metal a Rock, pasando por Funeral Doom, en tan sólo 5 larga duración de su discografía, está llamando la atención de un número cada vez mayor de aficionados. Aunque los estilos anteriores os hagan pensar en algo estricto, bien es cierto que cada disco es diferente e incluso dentro de uno mismo los temas pueden variar, pero en todos subyace, sea el género que sea, una melancolía, una atracción por la naturaleza serena pero agitable, que uno se imagina bucólico en el porche de su hipotético cortijo campestre mientras ve llegando una tormenta que ocupe todo el horizonte. Kauan promete y así lo vemos desde DeeplyDoom.

Yendo al tema de la entrada, el próximo año 2015 significaría el décimo aniversario de Kauan, y para celebrarlo, Anton Belov, su fundador, comenzó hace unos meses un proyecto de retrospectiva donde seleccionaría temas de sus dos primeros discos que quería volver a regrabar, presentándolos junto a temas nuevos y a otros reconstruidos desde las ideas originales. Ese proyecto partió de la idea de ser sufragado por aquellos aficionados que así lo quisieran, surgiendo una base de 53 apoyos que recibirían Private Release, su nombre inicial. Progresivamente el interés por la banda creció, y junto a la firma con el sello finés Blood Music, este lanzamiento cambió su nombre a Muistumia (Reminiscencias, en español) y estará disponible para una mayor cantidad de público.

Portada de Kauan - Muistumia

Portada de Kauan – Muistumia

Si uno escucha sus dos primeros discos, Lumikuuro y Tietäjän Laulu, podrá comprobar un sonido “sucio” y propio de proyectos en sus inicios, conocimientos iniciales y, en general, base que puede ir progresando notablemente con el tiempo. Afortunadamente esto es lo que ha ocurrido en Kauan y algunos temas de esa época bien merecen una remasterización. Ello, junto a la grabación de un nuevo tema titulado Unsoi, conforman este recopilatorio. Según indica Blood Music en el anuncio del disco:

El lanzamiento estaba inicialmente dirigido a un núcleo de 53 individuos, pero el grupo gastó el dinero obtenido (y más) en crear el álbum más profesional posible y se quedó sin fondos para producir una versión física del trabajo. […] La decisión (de aumentar el público objetivo) fue tomada por nosotros para lograr más fondos dirigidos al trabajo artístico y fabricar una edición física limitada del álbum para pagar a la banda por sus esfuerzos y llevarlo finalmente a la vida.

La fecha de lanzamiento será el próximo 4 de Noviembre si bien la fecha de preventa es este Miércoles 17 de Septiembre. Las versiones disponibles son en Digipack CD de dos cuerpos, limitada a 1000 unidades; vinilo negro, 150 unidades; y vinilo blanco (muy acorde al trabajo artístico del disco), limitado a 250 unidades. El listado de canciones es como sigue:

1. Unsoi
2. Aamu Ja Kaste
3. Lumikuuro
4. Koivun Elämä
5. Sumun Syleily
6. Äidin Laulu
7. Orkidea

Si bien las ediciones en vinilo incorporan dos temas extra:

8. Nuotio

9. Lost Lost To Where No Pathway Goes (Versión del tema de Summoning)

Versión en vinilo blanco de Kauan - Muistumia

Versión en vinilo blanco de Kauan – Muistumia

Por otro lado, mientras este lanzamiento ya está en marcha, sigue progresando su nuevo disco, el que sería el séptimo si contamos este retrospectiva como uno más. La grabación del mismo ha comenzado esta misma semana y contará con la participación del compositor Hans Zimmer. Los detalles que se han ido revelando apuntan a grandes pasajes de percusión a cargo del compositor alemán y al trabajo más progresivo hasta la fecha de parte de Kauan. Estaremos al tanto,

¡Un saludo!

 

P.D. En las últimas entradas se nos ha ido pasando poner las fuentes de los artículos. Es un error y esperamos no repetirlo. En el caso que nos ocupa las fuentes fueron los Facebook de Blood Music y de Kauan, en entradas a lo largo de los últimos meses.

 

Empyrium entra en la lista de los más vendidos en Alemania

¡Hola Deeplies!

Ya estamos de vuelta tras un disfrutado descanso, ajeno a trabajos y responsabilidades, prestos a disfrutar de nuevo de las noticias que nos vaya deparando el Doom Metal Extremo en los próximos meses. Esperamos que igualmente puedan disfrutarlas viajando o cambiando de ambiente, y si no, pues siempre es buen momento de volver a sacar esos discos más o menos antiguos, de otras épocas, para volverlos a escuchar mientras uno las revive de nuevo.

Como noticia de vuelta, una que nos alegra en gran medida: el retorno de Empyrium con The Turn Of The Tides, tras muchos años de espera, y acompañado de una lujosa recopilación de vinilos de todos sus lanzamientos (ver entrada anterior sobre ello), no ha podido tener mejor acogida, ya que ha conseguido entrar en la lista de ventas en Alemania en la semana de su lanzamiento que, recordemos, fue el pasado 18 de Julio. Rápidamente su discográfica, Prophecy Productions, notificó de ello hace unas semanas, informando de que el nuevo disco alcanzaba la posición 46ª, mientras la caja de vinilos llegaba hasta una muy meritoria 54ª posición. Un logro inédito para los alemanes que compartimos desde aquí con gran aprecio.

Portada de Empyrium - The Turn Of The Tides, el nuevo disco de los alemanes para 2014

Portada de Empyrium – The Turn Of The Tides, el nuevo disco de los alemanes para 2014

Independientemente del logro, dos aspectos: el primero es resaltar el hecho positivo de que una banda de Doom/Folk Metal como Empyrium haya conseguido algo así. Si bien el disco no es duro hablando musicalmente, tampoco es “ligero” o “suave” en cuanto a su recepción por todo tipo de público. Empyrium ha logrado mantener su sello pese a los años desde su anterior disco, y la respuesta en ventas no hace sino reflejar la fidelidad de su público, las ganas de nuevo material, y la mayor facilidad para adquirir discos físicos o pagar por versiones digitales de ese público conocedor de sus gustos, que los disfruta y amplía en búsqueda de nuevas bandas, y que paga como recompensa a los creadores. Bravo por ellos.

Aspecto externo del nuevo Box Set de Empyrium

Aspecto externo del nuevo Box Set de Empyrium

El segundo aspecto refiere a las ventas en Alemania de la lista mencionada. ¿Seguro? A falta de confirmarlo oficialmente podría deberse a que todas las preventas mundiales del nuevo disco y la caja han sido contabilizadas como efectuadas en Alemania, cuando efectivamente no lo han sido, siendo sus ventas más deslocalizadas. Derivado de este punto, podríamos asumir que la caja, limitada a 500 unidades, sufriría una gran bajón en su stock tan sólo en sus dos primeras semanas a la venta, así como la edición Digibook de TToTT, versiones muy cuidadas que corroborarían lo expuesto en el primer punto.

Damos desde aquí la enhorabuena a Empyrium y a Prophecy Productions.

¡Saludos!