DeeplySueño IV: Uaral

Escribir sobre Uaral en esta sección de recuerdos supone una experiencia ambiciosa, insatisfecha ya de partida. Son tal la cantidad de emociones que el aquí redactor presente nota a través de su cuerpo cada vez que escucha su música, que teme sea verdad no hacer honor a la verdad por más palabras que se empleen en esta reseña. Y ya podrán suponer el fin de las mismas: tratar de hacer memoria de una banda para la historia. Porque no es otra la finalidad de esta nueva entrega de DeeplySueño, sino lamentablemente la de rememorar sus hechos pues ya no habrá más, a mi pesar, y en un vistazo rápido por la red de redes, el de mucha más gente, afortunados oyentes y, sobre todo, simpatizantes en cuerpo y alma con su música.

Logo de la banda chilena Uaral

Logo de la banda chilena Uaral

Verdaderamente Uaral y su, en el sentido más estricto posible, Doom/Folk Metal, son una rara avis en el Metal en general, y en el Doom Extremo en particular. Sería de lógica inductiva que, partiendo de instrumentos locales folclóricos, limpios, ajenos a los ya propios del Metal pero en combinación con ellos, más de un compositor hubiera aplicado su talento en pos de generar Doom/Folk de un nivel alcanzable para pocos. Pero no es el caso, de hecho este subgénero del Doom tiene muy poca presencia en el conjunto. A mi parecer daría para un extenso debate, más allá de la presente entrada. Está claro que muchos instrumentos populares están más diseñados para momentos alegres, de jolgorio general, pero igual hecho puede decirse de la guitarra, y ahí está, de todos conocido. Ritmos nuevos, escalas de sonido original y ambientaciones complejas a la par que completas son el fruto que puede obtenerse de este tipo de instrumentos, al estilo de Haggard pero aplicado el Doom Extremo. Pues no. De ahí que Uaral destaquen y sean muy recordados, con tan sólo dos discos en su discografía, como veremos más adelante.

Aunque hay mucho Doom/Folk en las ultratumbas del mundo underground que ser descubierto, podemos colocar a Uaral casi al mismo nivel que Empyrium y parejos a Estatic Fear (aunque éste último más sinfónico). Y todo fue consecuencia, como dijimos, de dos largas duración y 11 años activos compositivamente. Provenientes de Chile, otra rareza de esta banda, su andadura comienza en 1996 con dos únicos miembros, Aciago (música) y Caudal (voces), sin sufrir nunca variaciones en su formación, como veremos más adelante. Realmente la información disponible del comienzo de Uaral es muy escasa, teniendo que pasar ya a 1997 en donde graban su primera demo, titulada igualmente Uaral. De esta demo, de hecho el tema Potrero Grande se ha perdido. Ya en esta primera composición se observa todo lo que caracterizaría la totalidad de la música elaborada por Uaral: grandes dosis de melancolía basada en escenas intensamente bucólicas, con preponderancia de fases acústicas muy bien hiladas y voces limpias pero sin olvidar, ni mucho menos menospreciar, interludios de Doom Extremo de gran calidad y coherencia con el resto de pasajes de los temas.

En ninguna foto se les identifica realmente, y sólo en una, situada en la caja del CD tras el disco de Sounds Of Pain... aparecen directa aunque borrosamente

En ninguna foto se les identifica realmente, y sólo en una, situada en la caja del CD tras el disco de Sounds Of Pain… aparecen directa aunque borrosamente

Pero antes de seguir con la discografía de la banda, ¿qué significa Uaral? ¿A qué se refiere? Con un halo de misterio y anonimato francamente pretendido, los contactos públicos de Aciago y Caudal han sido muy escasos, un enfoque al que tampoco quisieron renunciar incluso cuando Octagon Music Group, su discográfica chilena, les ofreció la posibilidad de grabar su material y darnos la suerte al resto del mundo de disfrutarlo. Afortunadamente tenemos las propias palabras de los chilenos para responder las cuestiones anteriormente señaladas, en una entrevista que concedieron en 2005, y que podéis leer aquí (web no oficial, en inglés y en español):

Cuando niños, una vez perdidos en el cerro, bajo el llanto desconsolado de la lluvia y el canto inquietante del Queltehue, bajamos a un manzanal donde encontramos un atajo en un Acacio, allí estaba un anciano junto a una guitarra barroca con su nombre tatuado en ella, aquella guitarra decía Uaral, en sus venas también se reflejaba nuestra sangre, tenia más años que el tiempo; campesino, trabajador de la tierra, vivido, culto, viajero de mundos. En su voz relumbraba un aire de soledad, luto, de calma y dolor, los momentos vividos junto a él nos enseñaron el por qué de sus razones. Largo rato conversamos, en el descargamos nuestra desesperanza ante el destino desconocido, conmovido por la sinceridad de nuestro llanto, nos dijo: “yo veo en ustedes el espejo de mi infancia”…allí comenzó una relación rica en sentires y enseñanzas donde Uaral hizo nuestras sus historias de vida y muerte, de soledad y esperanza, de resignación y constancia. Nos mostró el rostro amable de nuestro campo desahuciado y doliente con su guitarra y canto. Vimos como introversión y sentimiento se moldeaban en nuestras personalidades que se identificaban con sus poemas y música. Desde entonces comenzamos a vagar en parámetros de desolación y locura, agregamos con el tiempo la rabia del dolor, la melancolía del llanto. Y un día, sin darnos cuenta, el sentir de nuestra tierra y la necesidad de desahogo en la soledad del cerro, hizo que Aciago tocara con las manos de Uaral todas las armonías de un campesino desahuciado y encargó a Caudal la expresión vocal de llanto y furia que Uaral en su estirpe vivía. Aquel día, Uaral nos mostró el dolor hecho familia… el dolor hecho música. Todas nuestras expresiones son su sentir y nuestro sentir el reflejo de la desolación madura que carga y expresa Uaral, por esto la cuerda tiene un sonar añejo. Uaral la está tocando y sobre ella sus lágrimas viven inmortales… Uaral para nosotros es la vida…

Ante la experiencia tan personal que supuso Uaral para ambos miembros de la banda, consideraban que ningún otro músico podría sentirla de igual forma, por lo que no aceptaron nunca colaboraciones de este tipo, ni tampoco concedieron representaciones en vivo, reservándoselo solo a su ambiente familiar.

Quizás nos hayamos adelantado un poco, pero mejor indicar estos puntos para no saturar posteriormente repitiéndolos constantemente. Siguiendo con la historia de Uaral, ya en 1998 graban una nueva demo, titulada From the Agony to the Hopelessness, con cuatro temas que aparecerían posteriormente en Sounds Of Pain…, su primer álbum. De igual manera ocurre con una nueva demo, Laments (1998), junto a la cuarta y última demo, Acidal (ya en 2004), que serían el núcleo del segundo álbum, titulado entonces en español, Lamentos A Poema Muerto.

Y aquí, puestos en situación, aparece en 2005 su primer larga duración, Sounds Of Pain…, una monumental obra de 66 minutos, de la que no me tiembla la mano al señalarla como obra maestra del Doom/Folk Metal. Si buscas en el Doom Extremo melancolía, cierta desazón, pasajes limpios, lentos pero ambientadores e inmersivos, compartirás mi postura. Además, como puede conocerse de la entrevista antes citada, Caudal (vocalista) no pasaba por una buena época a nivel privado, hecho que puede constatarse en la escucha del disco y de la que, sin saber esto último, sorprende por la sinceridad de las emociones grabadas. El álbum fue un éxito y una primera edición de 500 unidades se agotó pronto, siendo necesaria para 2010 una reedición sin diferencias respecto a la primera, ni física ni musicalmente. Personalmente el mejor tema del disco y de la discografía de Uaral es el tema homónimo, Sounds Of Pain…, de casi 20 minutos de duración, con largos pasajes acústicos, ambientales (sonido ambiental, lloros, pasar de páginas), con un exquisito solo de guitarra y partes extremas cortas pero intensas y acertadas. En todo caso una escucha personal vale más que mil palabras. Termina lo que estés haciendo, ponte cómodo, dale a reproducir y siente la música:

Demasiado ¿verdad? Si te gustó lo volverás a experimentar con cada audición. Del resto del disco la verdad es que no sobra casi nada, destacando Depresión, de 5 minutos,casi considerable como single por su duración y buena estructura; Surrendered To The Decadence, que cuenta con una segunda parte en el segundo disco de la banda; y La Vaga Esperanza Del Ser, donde una conmovedora intro a cargo de la abuela de los miembros interpretando la canción popular Caminito Chileno dispone al oyente hacia el resto del tema.

Portada de Uaral - Sounds Of Pain... (2005)

Portada de Uaral – Sounds Of Pain… (2005)

Tras este debut más trabajos de Uaral se esperaban debido a los temas grabados como demos y que no habían aparecido en su primer disco. Y efectivamente dos años después, en 2007, aparecía Lamentos a Poema Muerto. El sello que personalmente tuve con Sounds Of Pain… me hacía recelar de este nuevo trabajo, por no poner en peligro el pedestal en el que tenía la banda. Pero salvando el segundo corte, La Escritura y el Alarido, que sigo sin poder cogerlo debidamente, el resto de este larga duración mantiene el nivel alcanzado. Nuevamente las melodías acústicas sobresalen maravillosamente, creando un ritmo sonoro fluido, sin brusquedades, dirigido a la finalidad melancólica aunque quizás ya no de una manera tan intensa o emotiva, de hecho las partes extremas o con voz gutural, ya escasas anteriormente, rozan aquí lo testimonial. Lamentos…, el tema más largo con casi 11 minutos, toma aquí el papel estelar como tema central, pero sorprende igualmente Surrendered To The Decadence (Parte 2), que consigue mantener la esencia de la primera parte sin caer en repeticiones o parecer aquello una autoversión. Lamentablemente la entrevista es anterior a este disco por lo que no se pueden encontrar referencias al mismo.

Portada de Uaral - Lamentos a Poema Muerto (2007)

Portada de Uaral – Lamentos a Poema Muerto (2007)

Y ya no más. Tras 2007 no hay nuevas señales de vida. En varias páginas consultadas no aparecen nuevos datos o hechos fiables que den a suponer cierta pervivencia de Uaral como banda. Sin embargo, sí podemos agarrarnos a la formación Imbaru, un proyecto unipersonal de Neofolk/Ambient nacido en 2010 que ya ha lanzado cuatro discos al mercado. Los títulos de los temas y los discos, el propio nombre del compositor (Caminante Silencioso), el diseño de las portadas y el origen chileno hacen deducir fácilmente cierta relación entre ambas formaciones que no he podido concretar de una forma más fiel y certera. Sea lo que fuere, el legado de Uaral permanece en nuestros días a pesar del tiempo transcurrido. Las ventas de los discos mantienen un buen ritmo, ayudado por la fácil difusión de su música, descargable desde páginas de aficionados como ésta y que se puede constatar por ejemplo en Last.fm, donde las escuchas se mantienen estables mes tras mes.

Más allá de convencionalismos sobre la exclusividad del Metal, o del Doom Extremo, Uaral es música para admirar, saborear, para hacer ver y descubrir a los individuos las esencias de otros tipos de música, alejados de radiofórmulas, que pueden poseer hermosura, belleza, pasión… aquellas características que hacen de la obra de dos hombres el resultado de la creación de artistas en su medio. Uaral es parte merecida de lo que podríamos llamar historia perenne del Doom Metal Extremo.

DeeplySueño: The Sins Of Thy Beloved

Hola a todos en una nueva entrega desde el retrovisor del Doom Metal, para fijar nuestra vista al pasado sobre algún grupo del Doom que contribuyese de manera significativa, o lanzara algún disco inmenso y nunca más se volviera a saber de ellos, contribuciones al underground que hicieron las delicias de los aficionados más inquietos e indagadores del género.

Tras remover la historia pasada de los suecos Draconian (ya a punto de revivir, al fin) y los austríacos Estatic Fear, en este capítulo volveremos a pisar terreno de Gothic/Doom Metal de la mano de los noruegos The Sins Of Thy Beloved. Tras este largo nombre, ya se empiezan a vislumbrar luces de lo que nos esperase de ellos, al ser, en español Los Pecados De Tu Amado, denominación que en nuestro idioma poco respeto inspiraría y más rechazo generaría. En los tiempos en los que el Gothic arrancaba, desde el Doom, y prácticamente lo superaba a las primeras de cambio, no pocas bandas anclaron ambos principios en su desarrollo musical, como The Sins Of Thy Beloved (TSOTB, en adelante), marcando una época en el underground del Metal. Además, la confrontación entre la voz limpia femenina y la voz gutural masculina (mayoritariamente así, aunque con excepciones, como Myriads) creaba lo que se ha venido a llamar la Bella y la Bestia, hecho que se aplicaba igualmente a la música por el empleo añadido de piano, partes ambientales y otros recursos de teclados.

The Sins Of Thy Beloved en una imagen promocional para Lake Of Sorrow

The Sins Of Thy Beloved en una imagen promocional para Lake Of Sorrow

Los comienzos de TSOTB se remontan hasta 1996, año en el que se conforma una fiel alineación de músicos que, sin apenas cambios, duraría toda la trayectoria de la banda hasta 2013. El núcleo inicial lo forman inicialmente Stig Johansen, Glenn Morten Nordbø y Arild Christensen (batería, guitarra/voz gutural, guitarra/voz limpia, respectivamente), a los que se unirían poco después Anita Auglend, Ingfrid Stensland y Ola Aarrestad (voz femenina, teclados, bajo, respectivamente). Con la presencia de las voces limpias femeninas y la aportación de los teclados, la orientación musical quedaba definida hacia la moda incipiente del momento: el Gothic Metal. Sin embargo, en este punto aún no tenían tan romántico (y pretendido, por dejar intuir su sonido) nombre, sino más bien el sufridor Purgatory, a mano y más bien manoseado por hasta 25 bandas (según Metal-Archives a día de hoy). A los pocos meses, ya en 1997, entran por primera vez al estudio para grabar una demo con tres temas, tras la cual graban otras tres canciones, esta vez publicadas a través del sello italiano Nocturnal Music como un MCD con el nombre All Alone.

Portada de TSOTB - Lake Of Sorrow

Portada de TSOTB – Lake Of Sorrow

Dicho MCD, junto a la grabación del nuevo tema Silent Pain (ya producido por Terje Refsnes, que les acompañaría el resto de su carrera, a la par que subía la fama de su trabajo dentro del Gothic Metal y otros tipos de bandas), fue enviado a varios sellos discográficos. Uno de ellos, nada más y nada menos que Napalm Records, se interesó por esta nueva formación y para 1998 ya tenían contrato para publicar su álbum debut. Este primer larga duración, titulado Lake Of Sorrow, conformó un debut supremo por la combinación de varios elementos. A la presencia de grandes compositores dentro de la banda y un gran trabajo en el estudio mediante Terje, la incorporación de Pete Johansen y su violín cerró el círculo. Este músico, que después triunfaría igualmente en bandas como Tristania o Sirenia (en el gran aunque infravalorado disco Beyond The Veil), aportaba un toque personal e identificable que supo ser muy bien aprovechado en las canciones del grupo. A una particular facilidad para ir ensamblando diferentes recursos musicales, voces femeninas muy aterciopeladas y una voz gutural agresiva pero no hiriente al oído, el sonido de TSOTB no tenía límites y, en contra del gusto del Gothic Metal, no tenían miedo a quedarse sin letras: igualmente la música podía seguir durante otros tantos minutos sin problemas ni aburrimiento, con diferentes efectos sonoros, recursos electrónicos y el violín de Pete. La fama fue inmediata y las giras se sucedieron, con cambios en la formación pero no determinantes.

Este Lake Of Sorrow resulta un aporte, a nuestro juicio, muy importante para el Gothic/Doom Metal. El equilibrio entre ambos géneros resulta satisfactorio para ambos públicos, si bien la voz femenina pudiera aportar demasiada ligereza en ocasiones para los amantes del sonido más duro. La creación de atmósferas se ve favorecida por la duración de los temas, prácticamente siempre por encima de los 7 minutos, lo que les permite desarrollarse de una manera coherente y no atropellada, donde los recursos musicales y las partes vocales van sucediéndose en armonía. Entre los cortes, podremos destacar de inicio, y sin fallo, la inicial My Love, que si bien comienza agresiva bien sintetiza lo señalado anteriormente. The Kiss, All Alone y Silent Pain completan un buen conocimiento de partida de la banda. Un punto particular de este y también de su siguiente disco es el toque personal pero diverso de las composiciones musicales y líricas. En general, un único miembro desarrolla ambos aspectos de una canción, mientras los otros construyen otros temas, pero llama la atención que aún dándose este caso, la uniformidad se palpa durante todo el álbum.

Portada de TSOTB - Perpetual Desolation

Portada de TSOTB – Perpetual Desolation

La expectación por un nuevo trabajo era alta y ya para el año 2000, dos años tras Lake Of Sorrow, vino Perpetual Desolation, donde igualmente participaban Terje Refsnes y Pete Johansen. Este álbum, muy bien recibido por sus aficionados, mantenía las virtudes del primero y ahondaba en las características de su sonido, si bien a nuestro juicio es ligeramente más tosco, en cuanto la fluidez de los temas es menor. En todo caso no deja de ser otro gran disco, pese a que predominara ahora el Gothic sobre el Doom, Pete disminuyera su presencia y la ganara la electrónica. El tema inicial, The Flame Of Wrath, destaca por encima del resto, si bien el nivel se mantiene estable durante todo el disco. El futuro indicaba momentos importantes para toda banda tras lanzar dos discos: si antes se podía ir tirando del empujón inicial, temas compuestos durante la etapa de demos y aprovechar el beneficio de la eclosión, tras ello tocaba confirmar expectativas, asentar base de aficionados y evolucionar de una manera lógica.

Pues nada de eso ocurrió. Pronto empezó el abandono de miembros, la web oficial quedó sin actualizaciones y finalmente fue eliminada. La falta de noticias se prolongó hasta 2005, con una suerte de varios conciertos en el que no estaban varios de los integrantes originales y se perdía el característico sonido propio de la banda (sobre todo por la falta de Anita, voz femenina). Después, años y años en que los rumores iban y venían acerca de una posible reunión, siempre con nuevas incorporaciones. El intento más serio ocurrió alrededor de 2007, en el que incluso una foto de la formación fue publicada:

Última alineación de TSOTB conocida, alrededor de 2007

Última alineación de TSOTB conocida, alrededor de 2007

En ella se puede ver a casi todos los miembros varones iniciales, si bien aparecían ahora al teclado Maiken Olaisen (de blanco) y como vocalista femenina a Mona Wallin. Un nuevo disco estaba en proceso y se esperaría que llegara en 2008 o 2009. Sin embargo Mona, a los pocos meses, abandonó el barco y sonó de nuevo Anita Auglend, la voz original, que llegó a confirmarlo en una entrevista, pero tampoco llegó a concretarse. Finalmente la telenovela en que se estaba convirtiendo esto llegó a su término en 2013, cuando tuvo que ser Pete Johansen (violín, no miembro nuclear de TSOTB) el que anunció que la banda se había definitivamente separado. De hecho, ese mismo año aparecía Savn, banda en la que participan Stig y Anders junto a la de buenos paisajes Carmen Elise Espenæs, cantante de Gothic Metal en Midnattsol, y que han sacado su primer álbum este mismo 2014.

The Sins Of Thy Beloved no creó ninguna obra maestra, ni sentó las bases de un nuevo sonido ni multitud de bandas trataron de imitarlos. El Gothic/Doom Metal ya llevaba varios años gestándose, por ejemplo con The Gathering, Theatre Of Tragedy o The 3rd And The Mortal, bandas que actualmente a buen seguro que tienen más repercusión que los noruegos. Pero tras la oleada inicial, siempre debe haber bandas que asienten el nuego subgénero, y ahí aparecieron en el momento oportuno y con una calidad muy alta TSOTB. Sobre todo Lake Of Sorrow tiene todo lo que buen amante del Gothic Doom había ya encontrado en las bandas citadas, y que puede decirse que alcanzó su cénit postrero con Draconian y su Arcane Rain Fell. La intrahistoria final no debería haber pasado y realmente habríamos tenido una existencia romántica para una banda de su calibre: llegan, hacen dos excelentes obras, y se retiran jóvenes en silencio. Su legión fiel de aficionados aún hoy trata de que no pierdan su merecido homenaje.

¡Un saludo!

 

DeeplySueño II: Estatic Fear

Hola a todos de nuevo desde el retrovisor del Doom Metal, para fijar nuestra vista al pasado sobre algún grupo del Doom que contribuyese de manera significativa, o lanzara algún disco inmenso y nunca más se volviera a saber de ellos, contribuciones al underground que hicieron las delicias de los fans más inquietos e indagadores del género.

Tras la primera entrega centrada en los suecos Draconian, banda aún activa a la espera de arrancar de nuevo, en este segundo capítulo vamos a retomar una auténtica banda de culto del underground, banda de mesilla de noche para muchos amantes del Doom Metal, sobre todo aquellos (entre los que nos incluimos), más atraídos por su parte más extrema, innovativa o experimental, no anclada en el Doom clásico (más popular, todo sea dicho). Hablamos de Estatic Fear, austríacos, de la ciudad de Linz en concreto, quizás los máximos exponentes del Symphonic Doom Metal en el más sentido estricto que podría entenderse por dicha etiqueta. ¿Y el motivo? Seguramente para este tipo de entradas en el blog no sería necesario, pero continuaremos esa idea y se trata, ni más ni menos, de que este año 2014 se cumplirán 20 desde la creación del grupo alpino.

Logo de la banda austríaca Estatic Fear

Logo de la banda austríaca Estatic Fear

Partamos de una breve reseña histórica sobre la banda. Como dijimos, Estatic Fear nació hace 20 años, en 1994, en Linz (Austria). Su intención, claramente visible en cualquier tema que sea escuchado, era combinar melodías clásicas, sonidos más propios de la música clásica, con un Gothic/Doom Metal tanto con voces guturales propias del Black Metal como con voces femeninas limpias u operísticas. En este último sentido puede recordarnos rápidamente a los noruegos Funeral, aunque éstos no marcarán tan sinfónicamente sus temas, o a los alemanes Empyrium, quizás los más próximos en estilo (en sus primeros discos, para concretar). En la sinfonía sí podremos asociarlos a Therion, que ya estaba inclinado hacia esos derroteros, o a Haggard, que empezarían poco después.

Los componentes de Estatic Fear para su primer álbum Somnium Obmutum

Los componentes de Estatic Fear para su primer álbum Somnium Obmutum

Su primer trabajo fue la compilación titulada Exit, una auténtica rareza compuesta de sólo dos canciones (On a Cold Winter’s Morning y Wenn Winters Sand Und Klang Verstummt), lanzada en 1995, como un intento de darse a conocer en la escena local, pero que no contaba aún con las características que darían fama underground posteriormente al grupo. De hecho, la primera canción no tiene nada de sinfónico, mientras que la segunda fue lanzada posteriormente, en 2003, como parte del álbum Schattenkrieger de los también austríacos Hrossharsgrani, sin contener nada de Metal. Para 1996 ocurre el cambio: las influencias sinfónicas se despliegan totalmente y llegamos al álbum debut Somnium Obmutum. En su grabación intervienen cuatro músicos, pero la mente detrás de Estatic Fear es sin lugar a dudas Matthias Kogler, quien se rodea de los componentes de los también austríacos Astaroth para completar la grabación de todos los instrumentos. Matthias (o Calix Miseriae, su sobrenombre) es el compositor tanto de la música como de la letra, y consigue elaborar un buen álbum, no sin fallos en la versión definitiva, que logra lanzar a través del sello austríaco CCP Records.  A pesar de los citados errores, los dos temas principales del álbum (Somnium Obmutum y Ode to Solitude) son una oda a la ambientación, a la complementación entre Metal y sinfonía, con una voces femeninas que te deslizan a una atmósfera melancólica sin igual. El carácter underground no hace sino ensalzar más el valor de lo creado por Matthias Kogler.

Matthias Kogler, el cerebro de Estatic Fear

Matthias Kogler, el cerebro de Estatic Fear

Posteriormente, en 1999, aparece el segundo y último álbum hasta la fecha, A Sombre Dance, con músicos contratados al efecto y sin recurrir a los componentes de Astaroth. Partiendo de una mejor producción que consigue un mejor sonido final, se puede decir que A Sombre Dance es más Gothic que el anterior. Aunque la alternancia entre partes sinfónicas y Metal sigue siendo evidente, ya muchas otras muestran a ambas a la vez, con un piano preponderante en el que recae gran parte del ritmo musical del álbum. Nuevamente CCP Records es el encargado del lanzamiento y otra vez no sin fallos: si bien en el primer disco eran de grabación, aquí serán en el artwork, con títulos cambiados entre temas en la carátula posterior. Si Somnium Obmutum destaca en el primer larga duración, aquí sobre todo lo hace Chapter IV, sin quedar demasiado lejos lo que para nosotros debería haber conformado un único tema, Chapter VIII y Chapter IX.

Portada de Estatic Fear - Somnium Obmutum. La estatua fue destruida poco tiempo después, como señala Matthias Kogler en respuesta a sus aficionados

Portada de Estatic Fear – Somnium Obmutum. La estatua fue destruida poco tiempo después, como señala Matthias Kogler en respuesta a sus aficionados

Y eso fue todo. La banda consiguió crear una legión de aficionados muy leales que siguen alabando los dos discos lanzados. Basta ver páginas creadas en Facebook o discos tributos en Youtube para darse cuenta fácilmente, siempre quedando constancia del nivel underground de todo ello. La repercusión sobre músicos posteriores es difícil de saber, sobre todo por lo minoritario del subgénero sinfónico y el toque particular que cada banda desarrolla bajo ese paraguas. Realmente es algo que nos gustaría saber, si fue influencia para trabajos posteriores de otros artistas.

Portada de Estatic Fear - A Sombre Dance

Portada de Estatic Fear – A Sombre Dance

Respecto a lo que podemos saber a día de hoy, hasta finales de la década de los 2000 no hubo apenas nuevas noticias de la banda, sabiéndose entonces que Matthias Kogler estaba componiendo un tercer disco que esperaba lanzar próximamente. En 2008 señalaba el primer año objetivo para ello, teniendo ya material compuesto incluso para dos álbums. Finalmente, para verano de ese año la falta de tiempo provocó el retraso del proyecto hasta el verano siguiente a pesar de estar ya programadas las sesiones de grabación de los músicos participantes. Nuevamente para 2011 hubo nuevos comunicados con aficionados, siendo la falta de tiempo la razón del retraso, y no la financiación o cualquier otra causa, para la materialización del esperado tercer disco.

A día de hoy es fácil anticipar que quizás no haya más nuevos trabajos de Estatic Fear. Aún sabiendo que hay material compuesto y que quedaría tan sólo grabarlo y lanzarlo, no sabríamos decir si llegados a ese punto, Matthias seguiría de acuerdo con lo que compuso. Quiero decir, cada composición refleja un momento tanto personal como artístico del compositor, y tras varios años de aquello pueda ya no identificarse con dicha música, en un género como el Doom tan personal e instransferible. La esencia underground de los austríacos se mantiene intacta a pesar del tiempo, y aunque haya sorpresa en forma de lanzamiento, aun así Estatic Fear no pasaría a ser una banda como tal, con sus giras y discos peródicos, conocida la dedicación de su compositor hacia la carrera Metal. El milagro, como señala en las respuestas a los aficionados, es un nuevo disco suyo, pero la utopía, y algo que realmente querríamos llegar a ver, es poder ver y sentir su música en directo.

DeeplySueño: Draconian

Saludos desde esta nueva atalaya en el blog. Queremos aprovechar la oportunidad de difundir nuestros escasos conocimientos y opiniones en una especie de sección al estilo de “qué fue de…” aplicado al Doom Metal, donde trataremos de revisar la trayectoria vital de algún grupo destacado de la escena, resaltando sus mejores momentos, para terminar alcanzando la situación actual: su separación, abandono, inactividad… Todo lo expuesto trata de documentarse lo mejor posible, por lo que si conoces más datos o rebates algunos de los expuestos, sé libre. Entre todos lo haremos mejor.

Podría decirse que lo normal en este tipo de revisiones es comenzarlas con alguna banda con una gran carrera alrededor, pero la que nos va a ocupar será Draconian, la banda sueca de Gothic/Doom Metal. ¿A qué se debe? Bien, tenemos reciente la última comunicación de la banda a través de su cantante femenina Heike Langhans, de la que dimos cuenta y no pudimos evitar opinar en una anterior entrada del blog. Su causa fue el creciente número de comentarios de aficionados en su Facebook preguntando por la situación actual de la banda. Lógicamente no disponemos de nuevos datos para satisfacer vuestra curiosidad, pero trataremos de desvelar cómo han llegado hasta ahí.

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Logos de Draconian: arriba, el clásico; abajo el utilizado desde Arcane Rain Fell

Miremos un poco a la historia de la banda. Inicialmente eran conocidos con el nombre de Kerberos, tocando un poco de todo con Death/Heavy/Black Metal con, eso sí, toques melódicos y sinfónicos. Ya en esa época Johan Ericson formaba parte del plantel. Después de que Anders Jacobsson se uniera al proyecto el grupo cambió de nombre a su denominación actual. La influencia que produjo Anders, poeta, junto con las nuevas inquietudes compositoras del grupo hizo que su primera demo, Shades of a Lost Moon, lanzada en Febrero de 1996, mostrara los nuevos caminos del grupo hacia el Gothic/Doom Metal. En las siguientes demos dicho sonido sigue evolucionando y confirmándose en el nuevo sendero seguido, pero problemas en las grabaciones imposibilitaron sus publicaciones y alargaron la época más underground del grupo unos años más. Ya en 2002, con la inconfundible voz de Lisa Johansson presente por primera vez en la demo Frozen Features (2002), y consiguiendo en la producción el sonido que ellos realmente querían, lograron grabar una segunda demo ese año, titulada Dark Oceans We Cry. En ambas aparecen ya los míticos temas que conformaran sus dos primeros discos, que veremos más adelante. Realmente ese año fue su punto de inflexión, consiguiendo firmar con Napalms Records para la grabación de su primer disco.

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Alineación mítica de la banda con aún Lisa Johansson a bordo

Así las cosas, poco había que esperar para que todo su material triunfara en sus primeros álbums: Where Lovers Mourn (2003) y Arcane Rain Fell (2005) son las auténticas obras maestras (por ahora) de la banda sueca, nutridas principalmente de su etapa de demos. Where Lovers Mourn es un muy notable álbum debut, empezando nada más abrirse el disco con esa guitarra tan personal del tema The Cry Of Silence. Un hit dentro de la discografía de Draconian. La voz de Lisa ya se hace patente y puede confirmarse en otros temas como A Slumber Did My Spirit Seal o The Amaranth. Pero el summun del grupo estaba por llegar con Arcane Rain Fell. A todo aquel que sienta predilección por el Gothic/Doom amará este álbum, y no por su excelente artwork, sino por excelsos temas como A Scenery Of LossThe Apostasy CanticleHeaven Laid in Tears (Angels’ Lament) y, sobre todo, por Death, Come Near Me. Éste último es inevitable en cualquier must have del Gothic/Doom. Desde el principio al final la ambientación te sumerge en el tema y no puedas evitar sentirlo, con una letra muy elaborada y un tercio final irrepetible.

Pero todo lo bueno se acaba, aunque no tan rápido, compañero. En 2006, a remolque de los dos anteriores discos, lanzaron The Burning Halo. No es un disco como tal, sino un recopilatorio con los temas de la demo The Closed Eyes Of Paradise (2000), tres nuevos temas y un par de covers de canciones de los 70s. Aunque no llegan al nivel del Arcane, sigue siendo altísimo, con temas como She Dies o The Gothic Embrace. Y ahora sí, vamos llegando al final. El material de las demos se acaba y toca componer de nuevo… ¿el resultado? un giro hacia el Gothic Metal. Los nuevos discos, Turning Season Within (2008) y A Rose For The Apocalypse (2011), no tienen tanto Doom y sí más de Gothic, sobre todo el primero de ellos. Pareciera como si Johan Ericson, que funda su aclamada banda paralela de Funeral Doom Metal, Doom:vs, en 2004, se llevara con él toda esa parte y resultara solo el Gothic para Draconian. Los temas, en general, se acortan y ya no poseerán tanta parte de esas que te sumergen en la canción y te hace navegar en ella.

Y así llegamos a la situación actual. Desde 2011 nada de nada, o mejor dicho, nada de positivo. A finales de 2011 Lisa Johansson tiene que abandonar la banda por motivos personales y todo se desmorona. El resto de la banda decide continuar pero buscando a una nueva cantante, que finalmente será Heike Langhans. Heike, descendiente de alemanes pero residente en Sudáfrica, ha participado ya en bandas de Black Metal, pero realmente el problema es que no puede residir permanentemente en Suecia por problemas con Inmigración (ver comunicación indicada al principio de esta entrada) y las grabaciones y evolución del próximo álbum se ralentizan. Igualmente, el bajista Fredrik Johansson se traslada de ciudad, a 330km de donde residen los restantes de Draconian. ¿Aún más? Bandas paralelas empiezan a surgir entre todos los miembros: Johan Ericson con Doom:vs, Jerry Torstensson con Zifella, Daniel Arvidsson con Mammoth Storm, Fredrik con Decadent Youngsters… Conciertos planeados en Rusia se retrasan para… ¡finales de 2014!…

Hagamos un poco de luz. ¿A qué podemos agarrarnos? El 7 de Agosto de 2013, en una Entrevista a Metal Stuff E-Magazine, Fredrik Johansson señala que la grabación del sexto álbum comenzaría en lo que quedaba de año. Pocos días después, el 20 del mismo mes, la nueva cantante Heike señalaba que en sus viajes a Suecia iba acelerando las cosas en la medida que podía. Parecía que la cosa marchaba… hasta el 20 de Octubre, donde una preocupante noticia por parte de la banda anunciaba el retraso de conciertos en Rusia, que señalamos anterioremente. Y, desde ahí, silencio… Numerosos aficionados preguntaban directamente a la banda en su Facebook qué pasaba, qué se cocía, qué problemas habían aparecido y no compartían con ellos. Al final, el pasado 23 de Enero, no hubo más remedio que comentar algo y cortar posibles especulaciones o rumores.

Dicho comunicado no tenía más objetivo que aplacar a las masas, nada más. Realmente no se dice nada nuevo que no se hubiera dicho antes. Bueno, mejor dicho, sí que se dice, no en contenido pero realmente sí en la forma, ya que la que lo firmaba, Heike Langhans, comentaba el retraso en todo el proceso creativo debido a sus problemas con inmigración, permisos de residencia, etc etc. Un alarde de sinceridad que no tenía que haberse dado. En nuestra humilde opinión, los pesos pesados de la banda son los que tendrían que haber firmado la misiva, comentar el verdadero punto de desarrollo del próximo disco y, ya en plena confianza con sus aficionados, qué futuro inmediato tienen en mente. Lógicamente ya sería demasiado pedir qué opina la discográfica, el verdadero compromiso de sus miembros, etc. No les exigimos eso, ni mucho menos, pero a todas luces la iluminación seguía siendo penumbra.

Terminaremos la entrada deseando la mejor de las suertes a Draconian, que puedan progresar en el próximo álbum lo antes posible y que nos deleiten de nuevo con su música (¡por favor que tenga más Doom que Gothic! 😛 ). A todos vosotros esperamos que os guste este tipo de entradas y comentadlas, opinad. Tanto de aciertos como de fallos queremos aprender.

Un saludo a todos.