Ahab grabará nuevo disco el próximo año

¡Hooola colegas de bajos fondos!

La noticia de hoy tratará sobre la banda alemana Ahab, pero antes quería comentar la llamativa situación de este grupo de, aparentemente, Funeral Doom Metal. Su popularidad es enorme, casi triplica en seguidores en Facebook a nada más y nada menos que los veteranos Shape Of Despair, por poner otro ejemplo del mismo género, no faltan a casi ningún gran festival de verano que se precie, y sus lanzamientos son esperados fervientemente.  Conociendo ello, no tardé en probar su discografía:  The Call of the Wretched Sea es un buen álbum debut, acertado, duro, sin innovar pero con algo que te decía que aquello no era del montón. Y conforme vas avanzando, y sobre todo en The Giant (su tercer y último hasta la fecha), permanecen en esa idea, si bien más ablandada, más accesible, en lo que parece la enésima reaparición del llamado post-rock en todos los géneros posibles. Aquí en el Funeral Doom, tras haberlo visto ya hollar terrenos como el Black Metal o el Sludge Metal, por citar dos, a priori, más incompatibles con el rock. Como ya hizo Opeth en su momento, la mezcla de partes realmente blandas, no ya acústicas sino de rock, con otras duras, como el Death u otro de los géneros mayores del Metal, atrae a los aficionados, en una especie de curiosa lucha (mientras se oye la música)  de esperar a la parte febril y demente, para una vez en ella, ansiar volver al relax.

En este sentido, creo firmemente que el Doom Metal se está quedando atrás miserablemente. Ahab no pueden ser únicos, más bandas debe haber, pero o no busco correctamente, o no existen, y este último punto es desagradable. No me importa que aparezcan miles de etiquetas mientras lo que denomine resulte en mayor popularidad. Por ejemplo con ello me refiero al Post-Metal/Shoegaze (Alcest, Lantlos, por decir dos solamente) o el recientemente descubierto Cascadian Black Metal (Wolves In The Throne Room, Skagos, entre otros). Música extrema, pero más accesible, dispuesta a la prueba por otros públicos, que permitan que el Metal no se asimile únicamente con melenudos con parches en la chaqueta vaquera. Antes dije popularidad mayor, pero debe entenderse como evolución: si se lleva ya bastantes años en que no sale nada nuevo u original dentro de un género, realmente resulta en reencarnaciones de, a la postre, la misma morralla, quitando valor, en el nuevo oyente, al material que lo originó todo, pues suena igual que el hecho dos días antes. En concreto, en el Doom, el Shoegaze debió ser su fruto, y no del Black, como finalmente ha ocurrido, por poner un ejemplo.

Logo de Ahab, banda alemana de Funeral Doom Metal

Logo de Ahab, banda alemana de Funeral Doom Metal

Ya soltada la reflexión, hace unos días los alemanes de Ahab, que parecen que abogan por lo anteriormente expuesto, realizaron una entrevista en el marco del Damnation Festival 2014. En ella, a la pregunta de cómo definen su sonido, señalaron que hoy en día diríamos que tocamos Doom Extremo con influencias de varios y diferentes géneros Doom, tales como el Funeral, Death/Doom, pero también algo de Sludge y Doom Tradicional en los riffs. Pensamos, si alguien lo diría, que hay una ligera aproximación de post-rock en algunas canciones, no lo negaremos. Nuestro batería también trae toques jazz en nuestra música igualmente.

Lógicamente no puedo por desconocimiento adelantar nada del nuevo trabajo, pero es de suponer que esa nueva vía dada en la parte final de la respuesta estará presente en él. Por evolución.  Asímismo, tras renovar con Napalm Records, una de las grandes discográficas del Metal, y tener un verano lleno a festivales, es excelente tener nuevos temas escritos finalmente. Con un poco de suerte, podremos entrar al estudio a grabar el nuevo álbum a finales de Marzo. Aún hay varios conciertos antes de ser capaces de escribir canciones/letras, finalizar y grabar 5 o 6 nuevas canciones. En este momento la situación, por tanto, sería: tenemos la parte instrumental de dos canciones casi lista. Tenemos ya letras para dos canciones, y hay 3 canciones más listas para ser construidas.

Estaremos al tanto de este nuevo disco de Ahab por lo que pueda suponer. Viento fresco traen las olas de su Nautik Funeral Doom.

Anuncios

DeeplyAnálisis: Helevorn – Compassion Forlorn

Hooola amigos del Doom Metal, camaradas de lo oscuro, colegas de la tristeza.

Vamos con una nueva revisión de material nuevo. En este caso el reciente disco lanzado por los españoles Helevorn, titulado Compassion Forlorn, a finales del mes de Septiembre de este año 2014, del que cada vez queda menos. Junto al lanzamiento de The End Of The Third Day por Autumnal, y al próximo EP por Evadne, conforma el gran trío del Doom hispano, en plena oleada de sacar nuevo material al mercado.

Portada de Helevorn - Compassion Forlorn

Portada de Helevorn – Compassion Forlorn

Pero vayamos al lío, sin rodeos. Escuchar el nuevo larga duración de Helevorn es caer en la evidencia de estar ante una aparente contradicción. Por un lado han dado un paso de gigante en conformar su sonido, en establecer su sello identificativo, pero por otro no aporta nada realmente nuevo respecto a bandas con esa identidad, lograda ya anteriormente. Mientras tienen un sonido nítido, limpio, un gran trabajo en la producción y masterización, vienen a ser una puesta al día en medios al alcance, de trabajos de otras épocas que no tuvieron la misma suerte. Siempre la potencia y sonoridad propias de Helevorn, generadoras de lo que podríamos llamar hits completamente Doom, aún cuando la alternativa está presente en el propio álbum en los dos temas finales. Una duración de temas que, mientras accesible y poco saturadora, parece atenazar la creatividad musical desplegada por la banda. En definitiva, este álbum parece preceder algo grande en Helevorn. Lo trataré de explicar en los siguientes párrafos.

Antes de continuar querría indicar que, pese a que lo anterior pueda denotar aspectos negativos, no lo veo así en conjunto, sino más bien en el sentido de que hay música para todos los gustos, y lógicamente en el Doom también. Helevorn no serán mi fuerte, prefiriendo temas más largos y complejos, pero hay muchos tipos de oyentes ahí fuera. La capacidad de crear auténticos, como indicaba anteriormente, hits es envidiable, y lo saben aprovechar. El tema elegido como single previo al lanzamiento del álbum fue Burden Me, pero no seré el único que ya ha dicho que Delusive Eyes brilla con luz propia, y a buen seguro será uno de los temás más aclamados en directo. La duración (casi dos minutos más éste que aquél) jugó en su contra a la hora de hacer el videoclip. En los ’00 hubo muchos grupos de este estilo, en una especie de predominio sobre el resto de subgéneros del Doom, donde ahora parecen vagar huérfanos sus aficionados. Helevorn bien pudiera coger el testigo con la obra que nos ocupa.

Pasemos ahora a uno de los puntos fuerte de los mallorquines. Ni que decir tiene que pueden citarse como uno de los pocos grupos del Doom Metal identificables casi a primera audición. La voz limpia de Josep Brunet es identificable desde lejos. Sus rasgos melancólicos resuenan en cada tema, y bien sé que preferiría verlo desplegando esa tranquilidad a la hora de cantar en temas más relajados, transmitiendo la auténtica esencia del Doom: templanza rodeada de hostilidad, paciencia dentro de la agresividad que se cierne. Afortunadamente algo de eso hay en Reason Dies Last.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Helevorn en una foto promocional para su nuevo trabajo. Por Andreu Beltrán.

Relacionado con el punto anterior, el trabajo en la grabación ha sido ejemplar. La mano de los estudios Fascination Street de Suecia es palpable. Todo limpio, nítido, sonidos audibles como si estuvieras allí delante, o incluso mejor. Aun a riesgo de parecer similares, muchos grupos pasan por sus manos, pero no hay que negar que el trabajo final es excelente y bien merece la pena. Debo suponer que llegar a ese nivel no debe ser fácil, y que supondrá mucho esfuerzo, de ahí que sea obligatorio destacarlo.

Debo traer aquí también a colación los dos últimos temas del disco: Reason Dies Last y Els Dies Tranquils. En las revisiones que he tenido oportunidad de ver no las he visto aparecer. Francamente, debe ser así. El sonido Helevorn son los otros seis temas. Pero desde la primera escucha me atraparon. De Reason Dies Last ya adelanté anteriormente el motivo. Aunque la voz limpia y gutural, junto con la música que tocan, formen una especie de Bella y Bestia atrayente, opino que la limpia encaja mejor en otros ambientes, como, salvando las distancias, Jón Aldará de Hamferd, o Darren Moore de Mourning Beloveth (en A Mourderous Circus, al menos). Me transmite algo especial, hasta el punto de desear la evolución del grupo hasta terrenos más Doom y menos Gothic o Death. Els Dies Tranquils, por su parte, posee el enganche de voz en off inicial (en catalán) para pasar a una parte auténticamente solemne. La voz colaboradora de Lisa Cuthbert me parece el punto álgido del disco. Estoy sólo en esto, pero no tiemblo por ello. La acertada tonalidad de la voz, el solo de guitarra, la dualidad voz-riff desplegada durante esos minutos… en definitiva un auténtico despliegue de acierto compositivo. No será talentoso, pero sí efectivo, lo que busco en un tema Doom, ciertamente. Mecer sería el verbo adecuado aquí. Dejo que Lisa me mezca mientras los segundos pasan y desearían que fueran minutos.

Concluyo, para sintetizar tanta palabrería: un disco simple, sencillo, pero efectivo y directo. Con su legión de aficionados que lo recibirán muy gratamente, como se puede comprobar constantemente. Para todos los gustos en música hay que tener virtud para satisfacerla, pero hay virtudes que son más virtud que otras.

 

Grupo: Helevorn

Género: Gothic/Doom Metal

Álbum: Compassion Forlorn

Temas/Duración: 8 canciones/49 minutos

1. The Inner Crumble
2. Burden Me
3. Looters
4. Unified
5. Delusive Eyes
6. I am to Blame
7. Reason Dies Last
8. Els Dies Tranquils

Discográfica: BadMoodMan Music

Anathema prepara una posible gira con material Doom

¡Hooola colegas!

Hace unos días sonó la noticia, esas palabras que muchos esperaban desde hacía tiempo, que casi habían tirado la toalla mientras enfilaban el lúgubre pasillo hacia el vestuario. Pero no. Finalmente ha llegado, está aquí, y esperemos que se concrete de la mejor forma posible.

En la parte superior, el antiguo logo de Anathema. En la inferior, el actual

En la parte superior, el antiguo logo de Anathema. En la inferior, el actual

Nos referimos a la gira que la banda británica Anathema está preparando para el año 2015, cuando aún ni siquiera ha finalizado la que está llevando a cabo por gran cantidad de países presentando su último disco, Distant Satellites. ¿Y qué tendrá de especial? Por ahora son ideas, pero esperanzadoras. La banda quiere que dicha gira sea especial, y entre las propuestas consideradas una avanza con mucha fuerza: la de volver a interpretar en directo temas de sus primeros discos. El plan se acompañaría con la presencia sobre las tablas de los antiguos miembros (y fundadores de la banda) Darren White (cantante, presente hasta Pentecost III, pero ya no en The Silent Enigma) y Duncan Patterson (bajista, presente hasta Alternative 4).

Hasta ahí, correcto, ilusionador. Pero tras este proceso debemos tener reservas. Primero, porque si bien la banda ha tenido para esta idea una gran acogida en Facebook, la encuesta que hizo a tal motivo consistía en elegir cinco temas de los discos entre 1993 y 1999, lo cual incluye lo más Doom, cierto, pero también hasta el disco Judgement, el cual junto a los inmediatamente anteriores ya eran otra cosa. Las respuestas no se hicieron esperar y, como temíamos, abarcaban tanto lo más Doom como los otros trabajos, lo cual anticiparía no satisfacer a nadie totalmente. Contar con Darren White haría suponer una prevalencia de los primeros trabajos, pero su presencia podría limitarse a unos pocos temas, no teniendo que estar durante todo el concierto, lógicamente. Si además sus últimos trabajos tuvieran su cuota, esta especie de milagro quedaría diluido.

Anathema - The Silent Enigma. Para muchos, una auténtica obra maestra del Doom/Death Metal

Anathema – The Silent Enigma. Para muchos, una auténtica obra maestra del Doom/Death Metal

En todo caso la gira despierta mucho entusiasmo, y esperamos que puedan visitar la mayor cantidad de países posibles. Especialmente esperado sería por nuestra parte escuchar casi cualquier tema de The Silent Enigma, en especial la demoledora Shroud Of Frost, o alguno de los inmersivos cortes de Pentecost III. Una visual rápida por el tema en Facebook parece que da la victoria a esta parte de la discografía de los ingleses. Gran idea de Anathema que esperemos lleven a cabo de la mejor forma posible, y sobre todo fiel, tras muchos años sin poder escuchar esas canciones en directo. Muchos aficionados a esos trabajos no nacieron o eran demasiado pequeños en ese momento, mientras otros ni siquiera se acordarán de cuando los vieran en directo. Una oportunidad de oro para los amantes del Doom/Death Metal.

¡Un saludo!

 

Fuente: Themetalcircus.com, Facebook de Anathema

Skepticism anuncia su quinto álbum

¡Hooola gente!

La banda finlandesa Skepticism, considerados unánimemente uno de los pioneros del Funeral Doom Metal, anunció ayer a través de su Facebook oficial la publicación de su quinto álbum, tras 23 años de lenta pero constante carrera discográfica.

Skepticism logo

El nuevo disco, titulado Ordeal, tendrá un proceso de grabación diferente al habitual. Será grabado mientras es interpretado en su totalidad frente al privilegiado público que pueda asistir al concierto en la sala Klubi, en Turku, Finlandia, a celebrar el próximo 24 de Enero de 2015. Tanto el sonido como la imagen serán capturados para un posterior lanzamiento previsto para Mayo del mismo año, en formatos de venta que podrán ser CD+DVD o LP+DVD. Además, los asistentes, que serán los primeros en escuchar los temas en público, pues nunca antes los tocaron en directo, recibirán la reimpresión del primer EP de la banda, Towards My End (de 1992), en formato de 7”. La discográfica encargada del proceso será Svart Records, reconocida recientemente como una de las mejores en el mundo del underground del Metal, por la calidad de sus lanzamientos.

Imagen de la grabación maestra de Skepticism - Towards My End

Imagen de la grabación maestra de Skepticism – Towards My End

Ordeal será nuevo material publicado por la banda desde 2008, año de lanzamiento de Alloy, por lo que el lanzamiento es ampliamente esperado por su base de aficionados. Por su parte, la reimpresión de Towards My End ha sido posible gracias al hallazgo, el pasado Agosto, de una copia de la grabación maestra, de la cual se dudaba su estado pero finalmente ha debido de ser satisfactorio, visto el resultado. Finalmente, para acompañar el lanzamiento probablemente se realizará una gira, de la que por ahora sólo ha trascendido una visita a los E.E.U.U. para finales de Mayo de 2015.

Desde aquí deseamos lo mejor a Skepticism en su retorno al ruedo. A destacar la nuevo forma de encarar la grabación, si bien es posible que unos temas no conocidos por el público no tengan una recepción por éste como debiera para grabarlo en directo, y quedar el ambiente un poco frío. No será una grabación de estudio, pero presumiblemente tampoco un directo, aunque, a decir verdad, en un concierto de Funeral Doom no creo que este hecho afecte demasiado…

¡Un saludo!

DeeplyAnálisis: Lesbian – Forestelevision

Otro día más que enredamos por aquí. A ver qué sale.

Vayamos a una nueva entrega de los análisis del blog, que parece están teniendo buena acogida reflejada en un incremento de las visitas. No queda otra que contenido propio para ello y esta es una buena manera para conseguirlo, tratando de hacerlo lo mejor posible y si, además, os es útil, mejor que mejor. Allá vamos.

Tal como indicaba en el análisis que hice de la muy buena obra de Seidr, Ginnungagap, en las habituales listas de lo mejor de cada año es posible encontrar pequeñas joyas que darán que hablar tarde o temprano. Una de ellas, y también estadounidense como los anteriores, era la banda Lesbian. Su último trabajo, titulado Forestelevision y lanzado en 2013, fue incluido en una de esas listas y me propuse ver qué había tras ese sexual nombre. Forestelevision resultaba ser un único tema de 44 minutos de duración en el que se desplegaba, según Metal-archives.com, un Progressive Doom/Stoner Metal. Aunque he tenido mis amores pasajeros con el ambiente progresivo, tanto más accesible como Pink Floyd o más duro como Opeth, siempre he considerado que mezclar Progresivo con Doom resultaba imposible. O uno u otro. Inmiscibles. No tanto por el alabado concepto original de todo progresivo, a saber, la búsqueda de nuevos sonidos, de derribar estructuras prefijadas y abrir nuevos caminos, sino por el actual enfoque en el que más se asocia a determinados tipos de sonido fácilmente identificables. Con la primera parte sí deseaba y deseo que algún talento musical coja el bastón de mando y haga el disco definitivo en este sentido. Difícil lo veo, pero la esperanza no la pierdo. Con la segunda, definitivamente aquello no podrá ser Doom sensu stricto. La curiosidad, en todo caso, la tenía al máximo al ver dichos géneros aparentemente combinados, y al hecho de encontrar un único y largo tema, pues soy de la creencia que el auténtico talento de un compositor se muestra en temas de amplio minutaje.

Portada de Lesbian - Forestelevision

Portada de Lesbian – Forestelevision

¿Y qué tenemos, pues, con Lesbian y su Forestelevision? Un ejemplo del segundo caso indicado anteriormente. Si uno se dispone a escuchar el álbum, observará que casi el primer cuarto es, nada más y nada menos, que un Funeral Doom opresivo y amenazante, con voces rasgadas e inquietantes, pero nada, nada, de Progresivo. Pero, ay, amigos, de ahí hasta prácticamente el final. Una orgía de recursos musicales, una guitarra a la que se exprime en múltiples modulaciones, una batería muy empleada y auténtico motor invisible del álbum, mientras el bajo sufre más los resultados de la producción, que indicaré más adelante. Con todo ello quiero indicar que si te dispones a consumir Forestelevision con esperanzas de ambientes melancólicos y pasajes tristones, nada hallarás, sino una auténtico viaje cercano a la psicodelia, al aturdimiento sensorial, querer en determinados momentos que alguien te coja y te dé el toque de gracia al que la música va preparando a tu mente (y sin necesidad de drogas). Obviada la parte Funeral Doom inicial, que posteriormente puedes comprobar que incluso sobra, el resto es todo eso, salpicado con una excelente parte acústica al inicio del último tercio del tema. La calma precede a la tormenta y tras esos instrumentos en modo limpio sacude una voz al más puro estilo Heavy Metal de los ochenta, acompañado de unas baterias y guitarras in crescendo, junto a un majestuoso coro masculino que da la puntilla al colofón final. De hecho en la edición en vinilo esta última parte se encuentra alargada y no es para menos. Sin recurrir a los aspavientos ni florituras que dan forma a la parte central del disco, el último tercio es épico, luchador y embriagador. Sinceramente te quedas con ganas de más… ¿de más Doom? Y ahí volvemos a la realidad que la inmiscibilidad de Progresivo y Doom se vuelve a hacer patente.

La banda americana Lesbian

La banda americana Lesbian

Capítulo aparte merece la producción del álbum. En este punto debemos atender a la propia clasificación que se hace la banda en su Bandcamp, donde aparecen calificativos como grunge, psicodélico, progresivo, entre otros. Y no debemos obviarlo porque el sonido resultante es una maraña, en la que queda lo suficiente de legible para poder seguir el tema. No sabría indicar cuánto es de premeditado y cuánto de falta de recursos, pero una mayor limpieza no habría venido nada mal a tal despliegue de sonidos en esta experiencia, psicodélica por momentos. El doble pedal, empleado en momentos cumbres, apenas se vislumbra; algunos componentes de la batería suenan en ocasiones demasiado estridentes; y la primacía de la guitarra consigue obnubilar hasta la propia voz, mientras el bajo es el gran perjudicado al paso de todos los sonidos por ese embudo que es todo lo que pretenden transmitirnos.

En resumen, Lesbian nos ofrece un auténtico (y de gran nivel) viaje en una especie de mezcla obligada entre Doom, Progresivo y cierta psicodelia, donde la amplitud de recursos empleados, la ambientación lograda  y un final épico, logra, como indican en una de sus revisiones,  un largo viaje de ácido en el cerebro. Los próximos lanzamientos podrán certificar esta promesa.

 

Grupo: Lesbian

Género: Progressive Doom/Stoner Metal

Álbum: Forestelevision

Temas/Duración: 1 canción/44 minutos

1. Forestelevision

Discográfica: Translation Loss Records

Kauan – Muistumia ya en streaming

¡Hooola amiguetes de DeeplyDoom!

Tras unos días de ausencia volvemos a la carga con un nuevo disco bajo el brazo. Como ya compartimos con vosotros hace unas semanas, el nuevo disco recopilatorio de Kauan, titulado Muistumia (Reminiscencias, en español), está cada vez más cerca.

Portada de Kauan - Muistumia

Portada de Kauan – Muistumia

Con fecha prevista de lanzamiento del próximo 4 de Noviembre, en el día de hoy su discográfica, Blood Music, ya ha lanzado la totalidad del álbum por Youtube. Pueden escucharlo a continuación:

Con 7 temas, uno de ellos previamente no publicado (Unsoi, la canción de apertura), Muistumia es una regrabación de temas seleccionados de entre los primeros trabajos de Kauan. El lanzamiento se acompaña de unas notas por Anton Belov, compositor de la banda ucraniana, para entender mejor cada tema, su presencia en el recopilatorio y el trabajo tras él. La traducción es propia (pueden leerla en inglés aquí):

1.- Unsoi: Pienso que es la mejor forma de empezar la retrospectiva. Este es un tema escrito en etapas precedentes a Kauan pero nunca antes grabada. La letra está escrita en una lengua inconcreta. Es una de mis primeras canciones que haya hecho con partes  atmosféricas.

2.- Aamu ja Kaste: Este es el tema apertura del disco debut Lumikuuro y  uno de los primeros que escribí para Kauan. Es un perfecto ejemplo de mi dirección musical en 2006. Siempre he sido un amante de mezclar géneros y experimentar con sonidos, pero creo que esto debería ser hecho de una manera simple. Dejo una pregunta: ¿cuántos géneros oyes en esta canción?

3.- Lumikuuro: La canción homónima del disco debut de Kauan. Debería ser honesto: el debut original en 2007 no tenía letras con sentido. Fue escrito en los primeros meses en que empecé a aprender finés. Decidí emplear este idioma porque las palabras suenan bonitas y porque no mucha gente en el mundo sabe cómo hablarlo. Fue un poco difícil encontrar algo sobre el finés en mi ciudad, y solo encontré un diccionario del que cogí palabras aleatorias. Una de ellas fue Lumikuuro.

4.- Koivun Elämä: El tema más rápido en Muistumia. Invertí mucho tiempo escribiendo este tema, y la idea original vino de la secuencia de batería del inicio de la canción. También fue mi primera experiencia con partes ambientales (a mitad del tema) y con sintetizadores.

5.- Sumun Syleily: un muy interesante tema para tocar. Cuando lo escucho, siempre encuentro nuevos detalles y cómo tocarlos. Pienso que esta canción brillará en nuestros directos.

6.- Äidin Laulu: la entrada de Kauan al mundo conceptual. Esta canción dura sobre 15 minutos y tiene una base muy ecléctica. No puedo recordar cuáles fueron mis influencias principales al componerla, pero una imagen en mi mente la asocia con flores de cerezo. Tiene el sentimiento de Primavera o inicios del Verano.

7.- Orkidea: curiosamente, nunca me he sentido atraído especialmente por esta canción. Para mí, se siente como una canción larga y demasiado simple. Pero después de que nuestro segundo álbum fuera lanzado, obtuvimos una reacción masiva por Orkidea. Ahora lo he redefinido, haciéndolo más corto, brillante, y la comienzo a sentir adecuada. Cuando la tocamos en directo, el público se vuelve loco desde los primeros momentos, y ello me enorgullece como autor.

Realmente, tras realizarle unas escuchas, Muistumia se puede interpretar como un resumen de toda la discografía de Kauan, por mucho que sólo abarque los primeros discos de la misma. Tal como cada larga duración es diferente al resto, cada tema del presente recopilatorio incide en la misma idea. Tendrá sus admiradores, sus detractores, pero no se le puede negar talento para todas las cualidades compositivas demostradas hasta la fecha. Particularmente la parte más ambiental, o mejor dicho, más blanda, presente en Kuu… y en Pirut, posee a nuestro juicio la mayor calidad. Pero dentro del Doom Metal los amantes de un sonido más duro son tantos, que Kauan para ellos no será precisamente estos trabajos indicados. Estaremos atentos a qué características tendrá el nuevo disco (previsto para el próximo año) para ver si incide en esa línea blanda o este recopilatorio marca el retorno a los orígenes.

¡Un saludo!

 

 

 

 

 

 

¿Un solo de guitarra propio del Doom?

¡Hooola gente!

Desde hace unas semanas quiero escribir aquí sobre un tema, resistiéndoseme la forma de enfocarlo y presentarlo en una entrada de una forma correcta. El origen fue la escucha, después de bastante tiempo, de uno de los mejores temas de los chilenos Uaral, exactamente Sounds Of Pain… En la canción aparece un solo de guitarra, ciñéndonos al clásico recurso de dejar a la guitarra lucirse y dar lo mejor de sí, más propio de temas Rock o Metal digamos más tradicionales. Normalmente en los submundos del Metal underground los solos no aparecen, priman las distorsiones continuamente (incluso discos enteros sin abandonar la distorsión) y la guitarra no canta de una manera limpia, en la que salga al escenario a ofrecer su mejor parte, su aria, su momento cumbre del baile. Y ciertamente parece que un solo no tuviera cabida como recurso para expresar las características propias de cada subgénero, o que el nivel de talento necesario para ello fuera demasiado alto, o que al final sería tratar de entremeter algo que desde el principio quedaría muy forzado. No soy músico, sólo tengo mis oídos para escuchar lo que se ha creado, y si miles de compositores deciden algo así por algo será.

Pero volviendo al tema de Uaral, no puedo más que agradecer que maestros de la música, creadores de alto nivel aunque no se les reconozca como merecen, consigan elaborar y encajar en sus temas solos de temática Doom, a saber, melancólicos, pacientes, expresados con una desnudez que atrapa al cerebro y lo abandona en la soledad de la belleza de un sólo instrumento. No he sido capaz, o no he caído, de encontrar más ejemplos de lo que estoy comentando. Pasemos a ellos:

 

Uaral – Sounds Of Pain

En la primera mitad del tema central del disco homónimo aparece este solo, tras una parte de emotiva desesperación y como preludio a otra de soledad y recogimiento. Desarrollado de una forma magistral durante 65 segundos, con una acertada base rítmica de guitarra, no queda otra que rendirse a los chilenos y sentir lo mismo que ellos durante su elaboración.

 

Estatic Fear – Somnium Obmutum

En este caso el solo ocupa el final de toda la canción, de extensión 32 minutos. Aunque pueda parecer desubicado, es un culmen extraordinario. Perteneciente al arranque final del tema (iniciado en el minuto 26), mayormente instrumental pero con una voz taladrante al más puro estilo Black Metal, la paz y regocijo llegan a tiempo durante 52 segundos para quitarte ilusiones y devolverte al menos a las sombras de una vida pasada. Al igual que el anterior de Uaral, una base rítmica de guitarra acústica logra la cuadratura del círculo, alargándolo hasta el final del tema, pocos segundos después.

 

Espero poder haber transmitido la idea que buscaba tras un solo Doom. Igualmente si conocen más casos, gustoso de conocerlos y ampliar esta faceta de nuestro querido género musical.

Un saludo y a disfrutarlos.