DeeplyAnálisis: Clouds – Doliu

¡Hooola Dooomsters!

Vayamos al lío de nuevo  con esto del Doom Metal Extremo, que tenemos a bien escuchar de vez en cuando, mientras el mainstream nos deja y el establishment nos los permite. Para poner tranquilamente gutural + tempos lentos en público hay que ser un valiente, o asegurarse que las ventanillas del coche están bien subidas… y no hay más posibilidades públicas de hacerlo. No, el que por el baño se escuche todo de los pisos adyacentes no vale como excusa.

La serie de análisis que llevamos en este blog, DeeplyAnálisis, va corta de entregas mientras cogemos más confianza en este sentido y, sobre todo, damos al material acústico tiempo y tiempo de ser escuchado y comparado. Hoy la banda que ocupará la columna será Clouds, la banda multinacional de Atmospheric Doom/Death Metal, que irrumpió a modo de superbanda el pasado Mayo y que consiguió agotar su primer álbum, Doliu, en tan solo tres meses.

Portada Clouds - Doliu

Portada Clouds – Doliu

El personal implicado en la banda, como puede verse en anteriores entradas en el blog, es de un grandísimo nivel. Gente veterana con muchos galones, junto con recién llegados con un estilo y personalidad propios. El mundo del Doom Metal Extremo es pequeño, y ahora la época favorece mucho más al Stoner o al Doom más tradicional, por lo que una reunión así debía destacar rápidamente. Sí o sí. Compárese, salvando las lógicas distancias, con una reunión en los 70s o 80s entre los compositores de Pink Floyd, Yes, King Crimson, etc. (a los que tanto debemos para el Doom Extremo). ¿Qué podemos esperar de ahí? Lógicamente sólo algo sublime, incomparable, inmejorable. Algo que pase a la historia del género y, en sus niveles de popularidad, a la historia. Si eso puede exigirse a nivel del rock sinfónico, igual debe hacerse en el Doom Extremo pues la entrega y conocimiento de los aficionados es idéntica.

Integrantes de Clouds. De izq. a der. Jarno, Kostas, Déhà, Jon, Daniel y Pim.

Integrantes de Clouds. De izq. a der. Jarno, Kostas, Déhà, Jon, Daniel y Pim.

Y no, lamentablemente Doliu no consigue eso. En verdad es una obra capitaneada por Daniel Neagoe (de Eye Of Solitude), con colaboraciones solamente a nivel de letras y voces en un par de canciones. La expectación por una reunión así pudo agotar rápidamente la tirada de la discográfica Domestic Genocide Records, pero no debería pasar a los anales del género. La contribución de cada miembro debería haber sido más activa para justificar dicha expectación, en otro tipo de colaboración más intensa.

Pasando a los temas, o con la edad nos volvemos más exigentes, o cuando somos jóvenes aceptamos cualquier cosa. Esto viene a colación por la estructura de todos, absolutamente todos los temas del disco. Véase: parte introductoria ambiental, pasamos a parte donde la fortaleza viene por la entrada de las guitarras más bateria, y final ambiental de nuevo. Todos son así, y no implica eso por sí mismo algo negativo, pero sí que los recursos musicales empleados en las partes intensas sean muy escasos y que además estén muy lejos de los que Daniel Neagoe desarrolla en su banda principal, de ahí una comparación resultante francamente negativa. Este hecho es aplicable tanto en guitarras como en batería, donde su compañero en Eye Of Solitude Adriano Ferraro logra un nivel superior.

Escuchar el disco de una tirada puede resultar monótono, sobre todo al llegar a The Deep Vast Emptiness, de duración no merecida (13 minutos). En el otro extremo, bien vale resaltar los dos primeros temas, You Went So Silent y If Walls Could Speak. En el primero, por la lograda ambientación de teclado que acompaña a la guitarra, mientras en el segundo por la inconfundible y personalísima voz de Jón Aldará (Hamferd). En definitiva, un bagaje aceptable, pero escaso.

Se podrá encarar esta crítica o revisión con que se centra demasiado en comparativas. Lo reconocemos, pero si una banda formada al efecto con miembros de otras (de similar género musical) no puede enfocarse bajo ese objetivo, ¿bajo cuál sino? El nivel compositivo de Daniel ya ha dado sobradas muestras de estar por encima del que logra en Clouds. Deberá afinar, o dejar lo atmosférico para otra ocasión. Normalmente la edad suele ser buena guía en ese sentido. Clouds logrará su objetivo, creará algo único, memorable. Doliu es un primer pero frustrado paso. Con eso hay que quedarse.

 

Grupo: Clouds

Género: Doom/Death Metal

Álbum: Doliu

Temas/Duración: 5 canciones/56 minutos

1. You Went so Silent

2. If These Walls Could Speak

3. Heaven Was Blind to My Grief

4. A Glimpse of Sorrow

5. The Deep Vast Emptiness

6. Even If I Fall

Discográfica: Domestic Genocide Records

Anuncios

Comparte tu opinión con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s